EFEGranada

El grupo municipal de Podemos-IU en el Ayuntamiento de Granada ha denunciado que el Ayuntamiento permita la celebración de una corrida de toros prevista para el próximo sábado con un aforo de 2.000 asistentes mientras cancela conciertos y ha exigido una valoración de los riesgos sanitarios.

La coalición ha reprochado al equipo de gobierno municipal que haya permitido una corrida de toros con un aforo para 2.000 personas mientras abandona y castiga al sector cultural y prohíben conciertos.

La concejal de la formación Elisa Cabrerizo ha pedido al Ayuntamiento de Granada que abandone el "doble rasero ideológico" y no diferencie en su listado de exigencias entre unos espectáculos y otros, una distinción que permitirá que haya toros donde se cancelaron conciertos.

"No se permite acompañar a nuestro Granada CF, tampoco que se celebren fiestas de barrio ni la ofrenda a la Patrona, tampoco que se abran los centros de día para mayores, se limita a las compañías teatrales y se prohíben conciertos", ha apuntado Cabrerizo, que ha calificado de "sinsentido" que en este listado no aparezcan los espectáculos taurinos que congregan a miles de personas.

La concejal ha recordado que la misma Plaza de Toros que acogerá a 2.000 espectadores el sábado era el escenario previsto para un concierto del grupo Izal, con aforo para 1.000 personas, que se suspendió este mismo mes.

La coalición ha presentado un escrito para exigir la defensa municipal de las empresas y el sector cultural y ha reivindicado un estudio sobre los riesgos sanitarios de reunir a 2.000 personas en la Plaza de Toros.

Ha pedido también al Ayuntamiento que exija a la empresa que organiza los espectáculos taurinos un plan de actuación, un sistema de registro de identificación de participantes y el dictamen del Distrito Sanitario sobre la valoración del riesgo de estos eventos.