EFEGranada

La mujer de 32 años apuñalada este jueves en el abdomen y el cuello en una céntrica plaza de Granada continúa ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivo (UCI) en estado muy grave, mientras que su presunto agresor, un hombre de 36 años y que había sido su pareja, continúa detenido en dependencias policiales.

Fuentes sanitarias han informado este viernes a Efe de que el pronóstico de la víctima, que se encuentra con múltiples puñaladas en el abdomen y el cuello en el Hospital General Virgen de las Nieves, es reservado y que se sigue pendiente de su evolución.

Por su parte, el presunto agresor, que fue detenido por la Policía Local, continúa en dependencias de la Policía Nacional, que ha confirmado que no será este viernes, sino el sábado o incluso con mayor probabilidad el domingo, cuando pase a disposición judicial, una vez que se complete la investigación sobre el suceso.

Aunque las primeras informaciones apuntaban a que el hombre había intentado autolesionarse al huir cortándose las venas, finalmente los cortes que presenta se los produjo durante el forcejeo en un dedo con el arma blanca con la que apuñaló a la mujer, según fuentes policiales.

Los hechos ocurrieron sobre las 21.00 horas en la céntrica Plaza de la Libertad, donde un hombre de unos 36 años apuñaló a una mujer de 32 que estaba internada en un centro de acogida y que sería la expareja del presunto agresor, que huyó después hasta la cercana Plaza de Los Naranjos.

La Policía Local de Granada ha aclarado en su cuenta oficial de Twitter que el detenido no intentó autolesionarse, sino que se tuvo que cortar él mismo en un dedo cuando intentaba presuntamente asesinar a su expareja.

De momento, la Policía Nacional no ha confirmado a Efe si el detenido tenía antecedentes ni si la víctima era usuaria del Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (VioGén).