EFEHuelva

La marchadora onubense Laura García-Caro manifestó este jueves a EFE que afronta el Campeonato de España de 20 kilómetros Marcha, que se disputa este domingo en Oropesa del Mar (Castellón), como “un test“ para la Copa Europa, competición para la que ya tiene plaza fija tras ser sexta en el pasado Europeo.

La marchadora de Lepe, a dos meses de la cita europea, el 19 de mayo en Alytus (Lituania), dijo que se encuentra “con ganas de competir” y que quiere conocer “realmente" cómo está, para lo que afronta su primera competición del año como una prueba para disfrutar "y luchar por los primeros puestos”.

Recalcó que irá “a darlo todo y que salga todo" lo que están haciendo como señal de que están "en el buen camino”, y precisó que el “objetivo importante” es la Copa de Europa dentro de dos meses y que es ahí hacia donde ha dirigido su planificación para llegar en el mejor momento.

Pese a padecer a una tendinopatía en febrero, la onubense se encuentra “con confianza”, ya que ha hecho “una buena base” este invierno pese a este contratiempo y se ve “en buena forma”; y recordó que el año pasado estaba “peor” a estas alturas con una lesión muscular y que ahora “todo está más controlado y entrenado”.

En cuanto sus rivales, señaló como “las más fuertes” a María Pérez, vigente campeona europea de la distancia, y Raquel González Campos, que viene de batir el récord de España de 50 kilómetros, aunque no olvidó a otras competidoras como July Takacs o Lidia Sánchez Puebla.