EFEHuelva

La cosecha de vino del Condado de Huelva ha caído esta vendimia hasta los 13 millones de kilos, una cifra que supone un descenso superior al 60 % respecto a la del año pasado, motivado, principalmente, por la afección que el hongo mildium ha tenido sobre las viñas.

Así lo ha indicado en rueda de prensa, el presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo, quien ha llamado a la Junta de Andalucía a ayudar a un sector que vive "unos momentos muy complicados".

Según ha contado, ha podido vivir "en primera persona" situaciones "dantescas" que viven agricultores de cooperativas de municipios como Chucena o Rociana de Condado".

"No saben qué hacer con la plantación de viña el próximo año", ha apuntado, incidiendo en la necesidad de que puedan contar con la ayuda de la administración autonómica para salir de esta situación.

En su opinión, el descenso en el volumen de kilos recogidos supone "un problema enorme desde el punto de vista económico y también para el medio ambiente, ya que el mantenimiento de esas viñas es necesario para frenar el aporte de arena a Doñana y son fundamentales para el mantenimiento de la tierra".

Por último, ha remarcado el coste que ha tenido la vendimia para los agricultores: "Les va a costar dinero la plantación, ya que una hectárea, si está bien tratada y bien acondicionada, puede dar entre 15.000 y 20.000 kilos de uva, y este año hay algunas hectáreas que no han llegado a vendimiarse pero sí se han tratado y se han realizado las labores de mantenimiento, con el consiguiente coste, por lo que tienen una merma".

El alcalde de Bollullos Par del Condado, Rubén Rodríguez, ha advertido de que "está en juego la continuidad de la Denominación de Origen de los vinos" ya que las pérdidas y la afección del mildium han generado una situación "dramática" que "está poniendo en riesgo también las cosechas futuras".