EFEHuelva

La familia del doble crimen de Almonte (Huelva) en el que fueron asesinados una niña de 8 años y su padre han entregado hoy un escrito a la Fiscalía de Huelva en el que le reclama su amparo y que actúe de oficio ante "los ataques y las injurias" de los que están siendo objeto.

En declaraciones a los periodistas a las puertas de la Audiencia de Huelva, Aníbal Domínguez, hermano y tío de las víctimas, ha remarcado que "es una vergüenza que por parte de las instituciones públicas se esté consintiendo que esta familia siga siendo vapuleada después del horror tan trágico que nos ha tocado vivir".

"Pedimos a la fiscalía que actúe de oficio desde ya y este tipo de cosas los ataje de forma inmediata, que no se consienta esto ni un minuto más, porque estamos hartos, somos víctimas revictimizadas", ha apuntado, y ha asegurado que si no hay respuesta "tendremos que ir a la Fiscalía General del Estado si hace falta, pero tienen que actuar ante este tipo de improperios, esto no se puede consentir en un Estado de derecho".

Por su parte, Marianela Olmedo, madre y exmujer de los asesinados, ha indicado que las personas que arremeten contra la familia de las víctimas son "gente muy mala que no tiene corazón".

"Iremos donde tengamos que ir buscando paz y justicia, somos las víctimas de este tremendo crimen y encima nos dejan desamparados y tenemos que aguantar, pese a lo que estamos pasando, por parte del entorno del que ahora está absuelto, insultos y que nos culpen a nosotros de los asesinatos de nuestros seres queridos, eso no es justo", ha dicho.

Con respecto a Francisco Javier Medina, absuelto de los crímenes, ha apuntado que "para mí es lo que es, y deseo que la vida lo castigue como se merece; no quiero saber nada de él, sigo pensando lo mismo y a día de hoy la Guardia Civil sigue diciendo lo mismo, para mí la investigación está cerrada".