EFEHuelva

Las quince plantas de producción que conforman la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas de Huelva (Aiqbe) creció en el 2018 un 13,6 por ciento con respecto al ejercicio anterior, alcanzando una facturación total de 9.575 millones de euros.

Así se recoge en la Memoria Anual de 2018 de la entidad, que ha sido presentada hoy en Huelva en un acto que ha contado con la presencia del consejero de Hacienda, Industria y Energía de la Junta de Andalucía, Juan Bravo, y el presidente de la Aiqbe, Carlos Ortiz.

Por ámbitos de actividad, el refino de petróleo, regasificación de gas natural licuado, almacenamiento y transporte de combustibles copó el 63,3 % de la producción (6.067 millones de euros); la metalurgia del cobre un 20,4% (1.950 millones,); los productos químicos básicos un 14,4 % (1.378 millones) y la generación eléctrica un 1,9 % (180 millones).

Un 27 % de la producción corresponde a las exportaciones, mientras que un 41 % fue destinado a otras comunidades autónomas españolas.

Este volumen de facturación supone que la Aiqbe acumulara en el 2018 una quinta parte de toda la producción industrial de Andalucía, que se sitúa en los 49.638 millones de euros.

El presidente de la Aiqbe ha destacado que estas empresas conforman "uno de los núcleos industriales europeos más importantes para nuevos proyectos" y ha indicado que los datos de la Memoria de la Asociación en 2018 constatan "el extraordinario estado de salud que vive hoy el sector químico onubense, un sector que entre todos hemos contribuido a posicionar en las cuotas más altas de producción, de gestión, de innovación y de cuidado del entorno".

Entre las prioridades de futuro, ha señalado el desafío de afrontar los costes de la energía, la necesidad del dragado de la Ría de Huelva, el impulso al Corredor Atlántico ferroviario y, en materia de aguas, el suministro mediante el Túnel de San Silvestre.

El consejero de Hacienda, Industria y Energía ha alabado la "estabilidad" que ha aportado la industria a la economía en momentos de crisis y ha mostrado la disposición del Gobierno andaluz a colaborar y comprometerse con este sector en que "cada proyecto de inversión cumpla todos los trámites administrativos con la mayor agilidad posible".

Por su parte, los ingresos de estas empresas se situaron el año pasado en 10.526 millones de euros, una cifra que, comparada con los gastos de explotación (9.500 millones) y el resto de parámetros, arroja un resultado de explotación (EBITDA) de 1.270 millones.