EFEHuelva

La Refinería La Rábida de Cepsa, ubicada en Palos de la Frontera (Huelva), ha cerrado 2018 con una producción de 11,3 millones de toneladas para su comercialización, lo que supone una cifra levemente inferior a la de 2017, cuando alcanzó los 11,4 millones de toneladas.

En estas instalaciones, según datos facilitados a Efe por la compañía, se procesaron el pasado ejercicio un total de 9,38 millones de toneladas de crudo, lo que supone un sensible aumento respecto al ejercicio anterior en el que la cifra alcanzó los 9,27 millones de toneladas.

Destaca el volumen de producción de asfalto que ha alcanzado las 473.000 toneladas frente a las 435.000 de 2017, lo que supone un "hito histórico", así como en benceno, que alcanzó una producción de 286.000 toneladas, un 4 % más que en 2017 y en ciclohexano, con 133.000 toneladas un 10 % más.

Con respecto a la Planta Química de Palos, Cepsa se ha remarcado que se ha vuelto a batir el récord de producción, por segundo año consecutivo, alcanzando los 1,9 millones de toneladas, un 4 por ciento superior al año pasado.

De esta forma, se mantiene el liderazgo mundial en producción de cumeno, con 943.000 toneladas en la mayor planta integrada del mundo; y se consolida el tercer puesto mundial en la producción de fenol y acetona (542.000 y 337.000, respectivamente).