EFEHuelva

El secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, ha subrayado hoy, ante el cuestionamiento por parte de algunos sectores económicos de la subida de las pensiones, que "no hay ninguna posibilidad de que no suban de acuerdo con el IPC en el año 2022".

En declaraciones a los periodistas en Huelva antes de participar en una asamblea de la UGT-Huelva, Álvarez ha precisado que "hace cuatro días que hemos acordado una ley justa; los pensionistas de nuestro país no pueden pagar las consecuencias de la subida de los precios, no pueden ser los paganos de esta crisis".

En este punto, ha pedido al Gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, que "por favor respete las leyes de este país y respeto a los ciudadanos este país; me parece una falta de respeto que el gobernador haya tirado de la parte más débil y de las soluciones más fáciles para poder hacer frente a una situación política compleja".

Ha señalado que ha echado en falta cuando Hernández de Cos hablaba de "pacto de rentas", por ejemplo, que se refiriera "a los beneficios empresariales; como si los beneficios empresariales no fueran un factor generador de inflación sobre todo en la medida en que se están disparando cómo se están disparando".

Por otra parte, ha indicado que las organizaciones sindicales tienen por delante retos "muy importantes", sobre todo la negociación colectiva y ha informado de que han iniciado un proceso de movilización para conseguir salarios dignos.

"La CEOE nos ha dejado plantados en la mesa de negociación del acuerdo de negociación colectiva; hay que volver a la patronal a la mesa y eso se va a hacer a partir de la coordinación de los convenios colectivos que se están negociando en estos momentos tanto de ámbito sectorial como de ámbito de empresa, de tal manera que consigamos ese objetivo de que los trabajadores no perdamos poder adquisitivo", ha dicho.

En este sentido, ha destacado la necesidad de que haya cláusula de revisión salarial, ya que sin ella "no va a haber posibilidad de que se firmen los convenios" y "llevamos mucho tiempo reclamándolo a la patronal, que hasta ahora ha hecho oídos sordos, y la mejor manera de que nos oiga es movilizando a los trabajadores".

Además, ha apuntado que es momento de "empezar a plantear como vamos a recuperar derechos que todavía están pendientes de recuperar después de la última reforma del PP"; en este sentido, "las causas de despido, los salarios de tramitación o el propio precio del coste despido tienen que ser elementos que podamos revisar junto con una actualización, sobre todo, con todo lo que tiene que ver con las nuevas tecnologías".