EFEMadrid

El pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) analizará mañana miércoles el plan de la empresa de fertilizantes Fertiberia para el sellado de las balsas de fosfoyesos de Huelva, un residuo que contiene sustancias radioactivas y cuya gestión final está en manos de la justicia desde 15 años.

El enterramiento de los fosfoyesos de Fertiberia y la regeneración de una zona en la que se vertieron toneladas de residuos radiactivos durante varias décadas ha llevado a ecologistas y ciudadanos a denunciar reiteradamente estas actuaciones y ha obligado a intervenir a expertos de la Comisión Europea y desde hace ocho años, a la Audiencia Nacional.

A lo largo de esos años, el CSN ha venido informando a la Comisión Europea sobre el vertido de los fosfoyesos en las afueras de la ciudad de Huelva y ha llevado a cabo labores de vigilancia, inspección y de toma de muestras en las balsas de residuos de Fertiberia.

Ahora le toca a este organismo emitir un informe que le reclama la Audiencia Nacional desde hace año y medio, en el que deberá determinar la viabilidad del plan que ha llevado a cabo Fertiberia de enterramiento en balsas y sellado con arcilla y arena de los residuos radiactivos procedentes de la fabricación de fertilizantes.

Según informa este martes "El País", es muy probable que el pleno del CSN avale en su sesión de mañana miércoles un informe técnico de este organismo que respalda y considera seguro el programa de restauración de la zona de balsas en las marismas de Huelva, aunque sujeto a labores de vigilancia.

Este plan de restauración cuenta desde septiembre de 2020 con la declaración positiva de impacto ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica y también posee el visto bueno del Ayuntamiento de Huelva.

Ahora, el CSN deberá emitir la resolución final sobre el proyecto de Fertiberia y después corresponderá a la Junta de Andalucía conceder la autorización ambiental.