EFEMadrid

Se conocieron en una cena de la que ambos querían escapar. Eso forjó una complicidad que ahora se materializa en lo artístico en "Dispara lentamente", la nueva versión del tema de Manuel Carrasco que canta junto a la chilena Mon Laferte.

"Yo tengo claro que Mon va a tener en España un camino increíble porque es única", afirma el músico onubense ante el micrófono de Efe y ante la atenta mirada de su fugaz compañera de correrías musicales, que en su opinión "se posó muy bien en la canción por su manera de cantar, porque es un tema muy pasional, cantado de una manera muy rabiosa".

Fue Laferte (Viña del Mar, 1983) quien, de todos los temas de Carrasco (Isla Cristina, 1981), eligió "Dispara lentamente" para su primera colaboración. ¿La razón? "Por pasional y rabiosa", bromea la artista, muy cercana al mensaje de este tema de desamor.

"Estoy acostumbrada a cantar mis canciones, pero me gusta cuando tengo que hacer este ejercicio de intérprete sobre algo que ya está grabado. Era un desafío y llegué con mucho respeto. No quería moverle mucho y por eso me fui carrasquizando para hacerlo lo más fiel al original", rememora.

Al final él le dijo que se dejara llevar. "Que me faltara el respeto todo el rato y que hiciese lo que sabe hacer. Era importante que se sintiera cómoda y volara alto, y es lo que ha pasado", resuelve Carrasco sobre el resultado, que se publica este viernes.

La chilena exhibe allí una faceta más romántica y melódica dentro de su extensa paleta estilística, en la que ha mostrado vertientes más folk, más alternativas y recientemente incluso más urbanas en el tema "Plata Ta Tá".

"Me siento de muchos colores: existe en mí la adolescente de la guitarra, la cantautora, la actriz, la diva...", señala esta estrella de la música latinoamericana, reciente ganadora del Latin Grammy al mejor álbum de música alternativa por "Norma".

Con más de 350.000 entradas vendidas para sus conciertos en 2019, Carrasco no oculta por su parte el regocijo de haberse convertido nuevamente en el artista de mayor éxito en directo en España, un premio que se materializó este lunes en su primer Premio Odeón.

"Que me suceda con el directo me parece casi más especial, porque es donde tienes la pulsación directa con el público; ahí no hay trampas", apunta quien ha entrado en la lista oficial de los 100 artistas que más tickets venden en el mundo de la prestigiosa revista Pollstar.

A su última gira aún le quedan bastantes coletazos que dar en 2020, como el que le llevará a reunir a unas 70.000 personas en Sevilla el próximo mes de septiembre, tantas personas como el último concierto de Metallica en Madrid.

¿Se siente como esas viejas leyendas llenaestadios? "Pues sí", dice con humor. "No quiero pensarlo mucho, porque me abrumaría; yo me subo al escenario para hacer lo que sé hacer. Unas veces vienen más personas y otras menos", apostilla con modestia.

Quizás en uno de esos compromisos en vivo, después de revisar sus apretadas agendas, haya la posibilidad de volver a cantar juntos para resarcirse así de la presentación del tema que llevaron a cabo en los primeros y polémicos Premios Odeón.

"Yo me la pasé muy bien. Vine acá a cantar con Manuel porque lo quiero mucho y lo respeto. En el ensayo lo pasé increíble, pero ya en el show en vivo no me escuché", reconoce Laferte.

También Carrasco ratifica "lo que todo el mundo vio": "Que hubo muchos desajustes y que evidentemente no disfrutamos lo que hubiésemos querido. Casi ningún artista estuvo cómodo encima del escenario", señala.

Será al final de la gira cuando este vuelva a sentarse para componer la continuación de "La cruz del mapa" (2018), cuádruple disco de platino. "Empiezo a necesitar el poner de lado un poco el estar de cara para afuera para estarlo para adentro", afirma.

Laferte, quien acaba de culminar una gira por grandes espacios, planea también una continuación de sus directos, esta vez en formato acústico y en teatros. En paralelo, esta artista que en la composición siempre va "para dentro, para fuera, para dentro, para fuera", se plantea tomarse las cosas con más calma.

"Estoy con material nuevo, pero no sé cuándo saldrá el álbum. Siento que estos años he ido muy tá-tá-tá. Soy muy impulsiva y me enamoro de las canciones como en la vida, quiero grabarlas y sacarlas ya, pero cuando pasa el tiempo me doy cuenta de que no todo era tan bacano como uno se imaginaba", apunta sin abandonar nunca su sentido del humor.

Javier Herrero