EFEHuelva

La Audiencia Provincial de Huelva ha condenado a un hombre a tres años de prisión después de que fuera sorprendido por la Guardia Civil cuando caminaba por la localidad de Palos de la Frontera (Huelva) en posesión de 28 papelinas de cocaína.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, lo considera responsable de un delito contra la salud pública, en su modalidad de sustancias que causan grave daño a la salud, concurriendo la circunstancia atenuante de drogadicción, y le impone además de la pena prisión el pago de una multa de 600 euros, con la responsabilidad personal subsidiaria para el caso de impago de un mes de privación de libertad.

Se considera probado que el acusado, condenado previamente por un delito de trafico de droga, sobre las 20:45 horas del 22 de noviembre del 2017, fue sorprendido por agentes de la Guardia Civil que formaban parte de un punto de seguridad ciudadana en la calle Juan de la Cosa de la localidad de Palos de la Frontera, en posesión de 28 papelinas de una sustancia que una vez analizada resultó ser cocaína.

El acusado se encontraba en la tenencia de dicha sustancia con la intención de ponerla a la venta ilegal de tercero a cambio de un precio que hubiera alcanzado el valor de 600 euros y cometió el hecho como consecuencia de su grave adicción a sustancias estupefacientes.