EFEMadrid

Las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA han valorado el visto bueno dado por la Comisión Europea (CE) a la activación del almacenamiento privado del aceite de oliva y esperan que esta medida dé su resultados y revierta la situación de bajos precios en origen.

El responsable del sector de Aceite de Oliva de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Rafael Sánchez de Puerta, ha asegurado a Efe que valora esta decisión de la CE, pero que la situación de por sí del sector es de "una emergencia tan grande" que "nadie es consciente de la dimensión".

Tras insistir en que esta medida no es suficiente, ha asegurado que lo fundamental sería que se quitara el arancel del 25 % anunciado por Estados Unidos y que "de verdad" hubiera un mercado común europeo, porque esto ha sido un "antes y después en el sector" y "se pone en duda" el papel comunitario.

De Puerta ha recordado que los aranceles, además, repercuten en todo: en el volumen que se exporta y en el granel que se envía a otros países como Italia (y que lo envasa y lo vende a EEUU), lo que crea una sobrecarga en el mercado español.

Por su parte, el secretario de Asaja Jaén, Luis Carlos Valero, ve "muy positiva" esta medida porque es el "único mecanismo oficial" para actuar "cuando se hunden" los precios.

El almacenamiento privado supone "algo de esperanza" y se alegra de que en la Unión Europea (UE) "se hayan acordado de nosotros".

Valero espera ahora que la activación del mecanismo sea "eficiente" y que cuanto más volumen se pueda almacenar "mejor".

El secretario general de la COAG, Miguel Blanco, espera que las cantidades, el tiempo y el presupuesto comunitario asociados a la medida sean "lo suficientemente significativos" para que tengan "incidencia" en el mercado y permitan recuperar los precios "anormalmente bajos", según ha indicado en un comunicado.

Desde la COAG, también han pedido al Gobierno que siga avanzando en cuestiones de carácter estructural que garanticen una estabilidad de precios y rentas a los productores y el futuro del olivar tradicional.

Entre ellas, la revisión completa del sistema de almacenamiento privado, con actualización inmediata de los precios de desencadenamiento; el establecimiento de normas de autorregulación obligatorias; perseguir las actuaciones que provocan una banalización del aceite de oliva o legislar de manera "clara" para acabar con las ventas a pérdidas.

El responsable de aceite de la UPA, Cristóbal Cano, ha valorado este anuncio de la Comisión porque responde a una de las reivindicaciones del sector.

Ha apuntado que esta decisión de la UE es la consecuencia de las movilizaciones que han mantenido en las últimas semanas para reivindicar medidas como ésta.

Para la UPA, supone un "mensaje" al mercado de que las administraciones consideran el problema de "primer nivel" y espera que el almacenamiento revierta la situación que sufren "desde el primer trimestre de 2018".