EFEJaén

La COAG Jaén ha propuesto la negociación de un convenio del campo a nivel regional, que se firme por las tres principales organizaciones agrarias (Asaja, UPA y COAG) y por los principales sindicatos, UGT y CCOO, porque considera que el firmado ayer está ya "amortizado".

La organización quiere un convenio en el que se recojan las peculiaridades de los distintos cultivos existentes en las ocho provincias andaluzas, pero en el que no haya diferencias en el pago de jornales para un mismo cultivo, que provocan una brecha salarial entre provincias para un mismo trabajo, como es el caso de la recogida de la aceituna.

Ya que un olivarero, con ocho personas contratadas en una campaña de 60 días, pagará en la provincia de Jaén un coste salarial de 4.305,6 euros más que Córdoba y 6.614,4 euros más que en Granada, provincias limítrofes, o 8.424 euros más que en Huelva y 8.798,4 euros más que Cádiz, que son las provincias con los jornales más bajos.

El hecho de que haya un convenio del campo por cada una de las ocho provincias andaluzas da lugar, según COAG Jaén, a situaciones como las que se está produciendo este año, de forma que en zonas territoriales limítrofes se pague por un mismo trabajo jornales con entre cinco y diez euros de diferencia en la recogida de la aceituna, lo que provoca una distorsión competencial entre olivareros, especialmente en la provincia de Jaén, donde más empleo se genera por el tipo de olivar que tiene.

El convenio del campo que se firmó ayer en Jaén por los sindicatos UGT y CCOO y las organizaciones agrarias Asaja y UPA es, en opinión de esta organización, un convenio "amortizado, que no tiene recorrido", en el que además de incluir el salario más caro, muy por encima de la media de Andalucía, presenta importantes carencias en cuestiones fundamentales como la seguridad y salud laboral, que tanta incidencia tienen para el sector agrario.

Como ejemplo, el último convenio del campo en firmarse, el de Huelva, y que afecta a unos 80.000 trabajadores, consensuado por todas las organizaciones agrarias y sindicales, prevé una subida salarial del 3% (2,3 + 0,70%), inferior a la de la provincia de Jaén que se firma hoy (+3,2%) y eso que los onubenses son los que tienen los jornales del campo más bajos de la comunidad.

Un eventual vareador en la campaña de la aceituna, cobraría en Huelva unos 39,75 euros diarios, 13,66 euros menos que en la provincia de Jaén (53,42 euros).

En el caso de Córdoba, el convenio firmado en 2017 por Asaja, Coag, UGT y CCOO y con vigencia hasta el 2020 establece aumentos salariales de 1,4% para este año 2018 y para el 2019; y el 1,5% en 2020. El salario medio diario de un recolector en la aceituna es de unos 48 euros, unos 6 euros menos que en provincia de Jaén.

"No es solo cuestión de dinero, porque muchas veces en los destajos se paga a trabajadores cualificados incluso por encima del precio establecido en convenio, pero esta situación puede perjudicar a la gente joven que inicia su vida laboral y propiciar una más rápida mecanización de las labores del campo, como ya está ocurriendo", aseguran.

Consideran que sería más beneficioso para el sector que se homogeneizasen salarios y derechos en todas las provincias de la comunidad autónoma, existiendo las mismas condiciones laborales y sociales para los trabajadores, sin discriminación por el hecho de trabajar en un lugar u otro.