EFEJaén

Los bomberos del Ayuntamiento de Jaén han elaborado un plan contra incendios para la catedral de Jaén que preserve al templo y sus bienes frente a catástrofes como la que afectó a la seo de Notre Dame en París, una medida pionera en España.

El concejal de Seguridad Ciudadana y Tráfico, Miguel Castro, y el jefe del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento del Ayuntamiento de Jaén, Manuel Escudero, ha trasladado hoy esta iniciativa al deán de la Catedral, Juan Francisco Martínez, un trabajo exhaustivo elaborado por el cabo Manuel Cortés de forma desinteresada y para cuya puesta en práctica el Cuerpo de Seguridad del Ayuntamiento brinda su intervención altruistamente.

Se trata de un plan para la defensa y la protección del patrimonio jiennense, una medida con la que se busca proteger la catedral de La Asunción ante un eventual fuego.

"No hay medida alguna en este sentido, estamos comenzado a trabajar y por eso buscamos la ayuda del Obispado", ha dejado claro Cortés, que ha hecho hincapié en que el objetivo es aprovechar, en un primer momento, que han comenzado a ejecutarse las obras en el templo mayor para "conocer la instalación y los trabajos", con la idea de que la intervención se desarrolle con plena seguridad.

A continuación, el personal del parque de bomberos, tal y como ha apuntado el cabo, "de forma más ambiciosa, queremos interesarnos por todas las obras de arte de la catedral para que, en caso de que haya un incendio, tuviéramos que intervenir y ponerlas a salvo".

Tras conocer con detalle la idea, el deán Francisco Juan Martínez ha asegurado que "es importante la prevención, conocer la situación de las estructuras de las cubiertas de la catedral, la ubicación de las piezas con mayor valor patrimonial y así poner en marcha un plan de actuación, en caso de que haya cualquier incidente".

Al respecto, el presidente del Cabildo Catedralicio ha adelanto que se pondrán a disposición de los bomberos los planos de este monumento, un guía de accesos, de los recursos que hay disponibles ante cualquier incidente.

El plan impulsado por el parque de bomberos, de forma voluntaria y desinteresada, es pionero en España ya que, actualmente, aún no está generalizado el hecho de que los templos y monumentos cuenten con protocolo de acción para los equipos de emergencia en caso de fuego o cualquier otro tipo de eventualidad los afecte.