EFEJaén

Más de un centenar de personas han guardado al mediodía de hoy un minuto de silencio en protesta por el asesinato en Jaén, presuntamente a manos de su marido, de Dolores L.R. de 73 años.

La concentración silenciosa ha tenido lugar a las puertas del Ayuntamiento de Jaén, donde su alcalde, Julio Millán, ha condenado "enérgicamente este asesinato", "una tragedia que a todos como sociedad nos atañe para darle la vuelta" y ha abogado por la unidad de las fuerzas políticas "para luchar contra esta situación".

Dolores L.R. fue encontrada ayer muerta por su hija en una vivienda de la calle Francisco Ayala García Duarte de la capital jienense, donde también fue detenido el marido de la víctima, que ha confesado su asesinato.

Según las fuentes, las primeras investigaciones indicaban que la mujer habría recibido numerosos golpes con una barra de hierro y que no existían denuncias por maltrato contra su pareja.

La pareja se encontraba en trámites de separación y al parecer se habría producido una discusión a causa de un teléfono, según las fuentes.

El detenido pasará a disposición judicial mañana, según ha informado en declaraciones a los periodistas la subdelegada del Gobierno en Jaén, Catalina Madueño, que ha añadido que el juzgado de instrucción número cuatro de Jaén que llevaba la investigación se ha inhibido en favor del juzgado de violencia de género, ya que aunque aún falta la confirmación oficial, todo apunta a que se ha tratado de un asesinato por violencia de género.

Madueño ha añadido que están pendiente de la valoración del forense respecto al día de la muerte de Dolores, ya que aunque el detenido dijo que se produjo el sábado, parece que los datos son contradictorios y podría haberse producido días antes