Jaén, 2 dic (EFE). -Las partes negociadores del convenio del campo de Jaén, que afecta a unos 100.000 trabajadores principalmente durante la recolección de la aceituna, firmarán mañana lunes el nuevo texto normativo que tiene una vigencia para los próximos cuatro años.

Los sindicatos UGT y CC OO y la patronal agraria alcanzaron esta semana un acuerdo sobre el convenio del campo, que regulará las relaciones laborales entre empresario y trabajador del sector agrario de la provincia durante la campaña actual y las tres próximas.

Los salarios de este año suben el IPC, que estaba en un 2,2 %, teniendo en cuenta el periodo de septiembre de 2017 a septiembre de 2018, más un punto, lo que se traduce en un incremento del 3,2 % para la actual campaña.

Así, un vareador pasará a cobrar 53,42 euros por jornal, mientras que un vareador de máquina recibirá un salario diario de 55,82 euros.

El convenio se ha firmado para cuatro años, contando esta campaña, por lo que estará vigente en la actual (2018/2019) y hasta la 2021/2022.

Para las tres campañas últimas se aplicará una subida máxima de un 2 % y una subida mínima de un 1 %; es decir, que si el IPC sobrepasa el 2 %, la subida será sólo del 2 % y si baja del 1 %, la subida será del 1 %, y en el caso de que el IPC esté en mitad de esa franja, se aplicará la subida del IPC.

Uno de los aspectos novedosos del convenio es la constitución de una comisión paritaria entre todas las entidades firmantes del convenio para avanzar en la profesionalización de los trabajadores mediante la creación de una futura Tarjeta Profesional Agrícola (TPA) para acreditar las categorías profesionales.

De esta manera, pretende instar a las administraciones a crear un modelo similar al existente en otros sectores productivos, como por ejemplo en la construcción con la ya consolidada Tarjeta Profesional de la Construcción.