EFESevilla

Los comités de alerta de Salud Pública de las ocho provincias andaluzas han decidido este miércoles restringir la libertad de movimiento en horario nocturno de 2.00 a 7.00 horas en Montoro (Córdoba) y en los municipios malagueños de Estepona y Marbella por haber superado los 1.000 casos de incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes.

La Junta de Andalucía, a través de su Gabinete Jurídico, ha solicitado la ratificación judicial de la medida adoptada, de conformidad con lo previsto la Ley reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, con lo que la decisión tomada por los comités de alerta no entrarán en vigor hasta que no emita su ratificación el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Los comités territoriales de Salud Pública de Alto Impacto de las ocho provincias andaluzas se han reunido por vía telemática, presididos por los respectivos delegados territoriales de Salud y Familias, para analizar los datos epidemiológicos en sus respectivos ámbitos de actuación.

La decisiones han sido tomadas la base de los informes de evaluación específica realizados por la Sección de Epidemiología de las respectivas delegaciones territoriales de la Consejería de Salud y Familias.

Además de las restricciones de movimiento, han acordado nuevos niveles de alerta que serán de aplicación durante siete días desde las 00.00 horas del jueves 29 de julio.

En la provincia de Almería están en alerta 2 los distritos sanitarios de Poniente; Almería y el Área de Gestión Sanitaria Norte, el mismo nivel que los distritos de las provincias de Cádiz, Granada, Huelva y Jaén.

Distinta es la situación de los cuatro distritos sanitarios de la provincia de Córdoba y de seis de la provincia de Málaga, que sitúan en alerta 3.

En cuanto a Sevilla, los cinco distritos de la provincia están en alerta 2, aunque el municipio de Peñaflor se encuentra en nivel 3 al estar adscrito al Distrito Sanitario Guadalquivir.

Para tomar su decisión, los comités de alerta han tenido en cuenta la tasa de incidencia a 14 y 7 días, la incidencia en mayores de 65 años, las pruebas para detectar el covid-19, los porcentajes de trazabilidad, el índice de camas UCI ocupadas, los índices de hospitalización y la cobertura de vacunación.