EFEMálaga

Siete personas han sido detenidas por la Guardia Civil como presuntas integrantes de una red criminal asentada en Mijas (Málaga) y dedicada a introducir grandes cantidades de hachís procedente de Marruecos y distribuirlo por otros países europeos.

Agentes de la Guardia Civil han llevado a cabo estas detenciones dentro de la denominada operación "Lomas", en la que han sido intervenidos 471 kilogramos de hachís, más de 46.720 euros en efectivo y un arma de fuego, ha informado hoy el instituto armado en un comunicado.

Los detenidos, de nacionalidad española y marroquí, residían en Mijas, Coín (Málaga) y Valencia y trasladaban la droga mediante el método conocido como "Go Fast", que consiste en cargar la droga en el sur de España, para a continuación mediante el empleo de un vehículo de alta cilindrada transportarlo a su destino a gran velocidad por vías rápidas.

Esta red criminal utilizaba furgonetas para trasladar la droga hasta la localidad de Mijas, donde estacionaban las mismas en aparcamientos durante varios días a la espera de su posterior traslado a países de la Unión Europea, donde finalmente distribuían la mercancía.

La investigación comenzó el pasado octubre cuando los agentes tuvieron conocimiento de varias entregas de drogas y cantidades de dinero, que posteriormente vincularon a este grupo criminal.

En uno de los traslados de droga, la Guardia Civil identificó al ocupante de una de las furgonetas, que intentó eludir a los agentes con una fuga que terminó con el vehículo accidentado, en cuyo interior se hallaron varios fardos de hachís.

Tras esta intervención, los investigadores procedieron a la detención de todos los miembros vinculados a la organización criminal, para lo que se realizó un registro domiciliario en el que se encontraron más fardos de hachís y dinero en metálico, además de un arma de fuego.