EFEMálaga

Un hombre de 25 años y de nacionalidad chilena ha sido detenido por la Policía en el aeropuerto de Málaga-Costa del Sol cuando intentaba introducir en España 54 cápsulas de cocaína que previamente había tragado y más de medio kilo que estaba oculto en su maleta.

El individuo fue interceptado a su llegada en un vuelo procedente de Brasil, ha informado hoy en un comunicado la Policía, que ha añadido que durante la investigación también ha sido detenido un hombre de 20 años y de nacionalidad chilena por su presunta relación con los hechos.

Los agentes identificaron a un hombre y, tras comprobar que llevaba droga oculta en su equipaje y posiblemente en su organismo, procedieron a su detención como presunto responsable de un delito de tráfico de drogas.

Seguidamente fue trasladado a un centro hospitalario y, una vez allí, las pruebas realizadas revelaron que portaba cuerpos extraños, posiblemente sustancias estupefacientes, por lo que quedó ingresado y custodiado por los investigadores hasta la expulsión de los cuerpos, que resultaron ser cocaína.

El investigado viajaba en un vuelo procedente de Brasil que había hecho escala en Lisboa, al parecer con la intención de evitar ser identificado como pasajero de los llamados "vuelos calientes" y eludir así los posibles controles policiales.

La actuación policial ha concluido con la incautación de 1.300 gramos de cocaína distribuidos en 54 bolas que había ingerido y que arrojaron un peso de 725 gramos, y 575 gramos de la misma sustancia oculta en las barras plegables de sus dos maletas, además de 465 euros y dos teléfonos, entre otros efectos.

Los detenidos ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial competente junto al atestado policial instruido.