EFEMálaga

El portavoz de Educación del Grupo Popular en el Parlamento de Andalucía, Miguel Ángel Ruiz, ha criticado este domingo que la ministra de Educación en funciones, Isabel Celaá, haya planteado "una guerra" entre la escuela concertada y la pública.

En declaraciones a los periodistas en Málaga, el dirigente popular ha lamentado que Celaá haya "cuestionado que la libertad de los padres a elegir qué tipo de educación quieren para sus hijos sea un derecho constitucional" y ha afirmado que supone un "ataque directo a la educación concertada".

Ha advertido de la "deriva radical" que puede haber en las políticas educativas tras el preacuerdo de gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos por la postura de "concesiones" porque nunca hasta ahora se había cuestionado que la libertad de elección se tratase de un derecho constitucional.

Ruiz ha reprochado que los partidos de izquierda planteen "una guerra entre la educación pública y la concertada, cuando se trata de una cuestión de libertades".

El dirigente popular ha recalcado que precisamente es la existencia de la enseñanza concertada la que garantiza que todas las familias, sobre todo aquellas con menos recursos, puedan elegir libremente el modelo educativo que quieren para sus hijos, garantizando también, por tanto, la igualdad de oportunidades.

Ha anunciado que el PP presentará en el Parlamento Andaluz una iniciativa de apoyo y defensa de la enseñanza concertada y de reivindicación de la libertad de elección de las familias y ha insistido en que ellos "estarán como siempre, del lado de la libertad y del derecho de los padres".

Ha valorado la aprobación en la Cámara autonómica de un grupo de trabajo para lograr un pacto social por la educación en la comunidad, y ha destacado que el objetivo de dicho pacto es alcanzar un "modelo de diálogo y de consenso”, frente al "modelo de la confrontación y la provocación del PSOE".

Ruiz ha destacado la importancia de que haya una "participación activa" de toda la comunidad educativa en el grupo de trabajo que se constituirá en los próximos días en el Parlamento, para abordar de este modo una reforma consensuada del modelo educativo que se consolide "gobierne quien gobierne".

El diputado popular ha hecho hincapié en la necesidad de que el modelo de educación "dé respuestas a las necesidades de la sociedad actual" y "redefina metodologías", así como que sea capaz de motivar más al profesorado y alumnado y conecte mejor la formación con el empleo.