EFEMálaga

Un pedófilo de 62 años ha ingresado en prisión tras ser detenido por agentes del Cuerpo Nacional de Policía en Málaga por abusar de siete niñas, de entre 13 y 15 años, a cambio de sustancias estupefacientes y alcohol, con los que se ganaba la confianza de las menores y les pedía favores de índole sexual.

El arrestado frecuentaba zonas donde se reúnen las niñas para ganar su voluntad con regalos y conseguir que accedieran a acompañarle hasta una vivienda, donde les ofrecía estas sustancias y las amenazaba con arma blanca con el objetivo de conseguir sus propósitos, ha informado en un comunicado la Comisaría Provincial.

La investigación comenzó tras la denuncia del padre de una joven de 15 años que vio a su hija en un vehículo cuando se dirigía con un hombre mayor a "pasar el día en el spa de un hotel”, según sus manifestaciones, aunque finalmente el hombre dejó a la niña en las inmediaciones y abandonó el lugar.

Tras ser localizado y detenido por los agentes, se realizó un registro en una de las viviendas donde se había refugiado, donde se han hallado sustancias estupefacientes, un machete de grandes dimensiones y ropa que pertenecía a alguna de las víctimas.

La autoridad judicial ha decretado su ingreso en prisión provisional como presunto autor de delitos de abuso sexual, corrupción de menores, amenazas graves y contra la salud pública.