EFERonda (Málaga)

Combinar la pasión por los viajes y la naturaleza es lo que llevó a Juan José Miramón a orientar su futuro hacia el turismo y hoy puede presumir de ser el único español que ha trabajado en los dos últimos años como guía de una empresa que realiza inmersiones en las colonias del pingüino emperador.

Este malagueño, natural del Arriate, experto en el Valle Sagrado de Perú, en el desierto de Atacama en Chile y en Nepal, ha trabajado en Antartic Logistics and Expeditions en el continente antártico.

Cuenta que siempre sintió inquietud por orientar su futuro hacia una profesión que le permitiera combinar su pasión por los viajes y por la naturaleza, y en el turismo de aventura encontró su vocación, pese a la inestabilidad laboral que asegura haber padecido en más de una ocasión.

“Antiguamente la gente tenía un trabajo y se encajaba en él durante toda la vida, y yo he decidido apostar por el cambio constante", explica Miramón, que añade que el turismo es una industria muy dinámica, que permite moverse, y en ese contexto ha estado "cambiando de destino, de países, sectores y áreas de trabajo”.

En la actualidad, el principal programa que ofrecen es escalar el Vinson, la montaña más alta de la Antártida, y apoyan en logística las expediciones grandes, es decir, gente que hace travesías de la costa al Polo.

También ofrecen apoyo logístico a científicos y tienen un programa que permite a los viajeros escalar o esquiar rutas vírgenes, enumera Miramón, al tiempo que incide en el alto coste de este tipo de turismo.

“Ir al Polo Sur puede salir por 65.000 o 70.000 euros, escalar el Vinson unos 60.000 euros y los programas estándares tienen un rango de entre 20.000 y 70.000 euros”.

Durante su etapa en la Antártida, Miramón ha tenido la oportunidad de coincidir con Jimmy Chin, director de “Free Solo”, el largometraje que en 2019 recibió el Óscar a Mejor Documental, y que muestra cómo el escalador profesional Alex Honnold asciende al acantilado El Capitán del Parque Nacional Yosemite.

Estos días, Miramón se encuentra de vacaciones en los Alpes italianos, para realizar escalada en el Valle de Aosta, en un pequeño pueblo en el que se unen “dos valles muy profundos donde se forman 200 cascadas de hielo”.

Después de este periodo de descanso, en abril embarcará rumbo a una de las ciudades más australes del mundo, Ushuaia, en Tierra del Fuego; desde allí pasará por los fiordos chilenos, atravesará el Canal de Beagle, y en San José (Costa Rica) subirá un grupo de turistas en dirección a Cartagena de Indias.

Su siguiente aventura llegará en junio, cuando viajará a un archipiélago al norte de Groenlandia donde se encuentra la mayor concentración de osos polares del mundo, y durante un mes y medio navegará por el Ártico mostrando la zona a los turistas que no teman al frío extremo.

María José García