EFEHuelva

Las distintas bodegas amparadas por las cinco denominaciones de origen protegida (DOP) en Andalucía prevén recolectar esta vendimia, según las primeras previsiones, alrededor de 125 millones de kilos de uva, una cifra superior a la del 2020 que se cerró con unos 107 millones de kilos.

Según se recoge en el informe inicial de la Vendimia del 2021 elaborado por el Observatorio de Precios de la Junta de Andalucía, consultado por Efe, en el conjunto de la región el estado en general del viñedo es "bueno-muy bueno" y que "la benigna meteorología primaveral ha favorecido a las cepas y al desarrollo de las bayas"; además ha habido pocas incidencias sanitarias y bien controladas.

Por zonas de producción, el informe apunta, respecto al Condado de Huelva, donde ya se ha iniciado la recolección, al contrario que el pasado año, los controles han evitado la incidencia de plagas y enfermedades, encontrando una uva muy sana y de buena calidad.

Sin embargo, el efecto aún del mildiu del pasado año ha descendido el número de racimos cuajados, por lo que se espera una producción en torno a un 15 % inferior a la de un año normal, unos 30 millones de kilos, muy superior a los 13,6 del año pasado.

En la zona de la DOP Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla el estado sanitario de la uva es "bueno" aunque sí ha habido incidencia de algunas plagas como la cochinilla algodonosa; el oidio, con baja incidencia, o el mosquito verde, pero sin daños reseñables.

Los agricultores gaditanos estiman una producción similar a la del año pasado, cuando se situó en 53,4 millones de kilos, o algo más corta, ya que el conteo del número de racimos es ligeramente inferior al del pasado año; se espera, por tanto, que sea de nuevo una cosecha corta, pero de buena calidad.

Las previsiones de la DOP Montilla Moriles es que haya una cosecha más corta que la del 2020, cuando se recolectaron 36,4 millones de kilos, con resultados desiguales según la zona; las explotaciones de Montilla o Aguilar tendrán un descenso de producción en torno al 15 %, mientras que en zonas de Montemayor quizás se alcance el 25-30 % de descenso.

En la DOP Málaga y sierras de Málaga, se estima que la producción será un 10% inferior a la del pasado año, ya que la escasez de precipitaciones es recurrente en el último lustro; se podría cuantificar la campaña en torno a los 3,7 millones de kilos de uva, con una buena-muy buena calidad organoléptica y de graduación alcohólica potencial.

Por último, en la DOP Granada, donde la calidad sanitaria de la uva es, en general, buena-muy buena, se espera una cosecha media normal, en torno a 1,5 millones de kilos, al contrario que el año pasado cuando se registró un descenso del 60 % situando la cosecha en 547.000 kilos.