EFEMálaga

Los padres de Julen, el niño de 2 años que murió el pasado 13 de enero al caer a un pozo en Totalán (Málaga), han presentado un escrito en el que solicitan la continuación del procedimiento penal contra el dueño de la finca donde estaba la prospección, David Serrano.

La abogada de los padres, Antonia Barba, ha asegurado a Efe que ha presentado este miércoles el escrito en el que solicita que siga el procedimiento en el que Serrano figura como investigado por un presunto delito de homicidio imprudente.

Este escrito ha sido cursado por la letrada después de que la titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga solicitara a las partes personadas en el procedimiento que se pronunciasen sobre la solicitud de nuevas diligencias.

En este sentido, Antonia Barba ha señalado que no ha pedido nuevas diligencias de prueba pero que entiende que debe continuar la causa contra el único investigado.

Este lunes se dio a conocer el informe definitivo de la autopsia realizada a Julen, que determina que el pequeño falleció por la caída al pozo y que sufrió traumatismo craneoencefálico y raquimedular, por lo que descarta la posibilidad de que hubiese muerto por el golpe de una piqueta en las labores de rescate.