EFEMálaga

Cinco kilómetros de moqueta convertirán el Palacio de los Deportes de Málaga de forma efímera en una alfombra roja infinita mientras dure la gala de los Premios Goya, en la que este sábado algunos alcanzarán la gloria de la estatuilla y el resto de los nominados, quizás el dolor de quedarse cerca de lograrla.

"Mientras dure la guerra", de Alejandro Amenábar, con diecisiete nominaciones; "Dolor y gloria", de Pedro Almodóvar, con dieciséis, y "La trinchera infinita", de Aitor Arregi, Jon Garaño y José Mari Goenaga, con quince, son las películas con más candidaturas en esta 34 edición de los Goya.

Al finalizar el pasado 14 de enero su último partido el inquilino habitual de este Palacio, el Unicaja de baloncesto, desembarcó un equipo de más de 350 personas que han trabajado las 24 horas repartidas en tres turnos para cumplir uno de los mayores retos a los que se ha enfrentado la Academia de Cine, convertir por primera vez un espacio deportivo en un escenario idóneo para los Goya.

Entre los materiales adquiridos, figuran trescientos metros de moqueta, con cinco metros de anchura, para el acceso al Palacio, y otros 5.000 metros lineales con la misma anchura para el interior, en colores antracita, rojo y negro, por un importe superior a los 30.000 euros, que incluye el montaje, mantenimiento y desmontaje de la alfombra.

Otros 51.300 euros se han destinado a la construcción del escenario, de 580 metros cuadrados, y de una grada con capacidad para más de quinientas personas, aunque en total podrán presenciar en directo la gala unos 3.200 espectadores.

Para la adecuación y decoración de los espacios comunes del Palacio de los Deportes José María Martín Carpena se han invertido 99.000 euros, pero la partida más cuantiosa es para el cóctel que se ofrecerá al finalizar la gala en el propio espacio deportivo, de 122.727 euros.

Se podrán degustar embutidos y quesos de la Serranía de Ronda, molletes de Antequera, ternera retinta y otras elaboraciones típicas como los borrachuelos y las tortas locas, y más de trescientas personas entre cocina, servicio de sala y logística atenderán el cóctel.

A la empresa adjudicataria se le ha exigido que base el cóctel en productos distinguidos con la marca de calidad "Sabor a Málaga" y que incluya entre las bebidas vinos de las denominaciones de origen Málaga y Sierras de Málaga.

También se ha establecido que se ofrezcan alternativas para vegetarianos, alérgicos e intolerantes, como recogía el pliego de licitación de este servicio.

El escenario estará rodeado por una estructura autoportante de diez patas que soportarán un techo técnico de veinte toneladas, y se han instalado veinte generadores de corriente que abastecen más de 4.000 metros de cable de acometida de distribución de corriente.

Estas instalaciones se distribuyen en más de cincuenta cuadros eléctricos para dar servicio a la gala, el "photocall", los camerinos, el cóctel, las salas y las oficinas de producción.

Cuando finalice la gala y el posterior cóctel y los invitados abandonen el Palacio, regresarán los operarios a su interior para iniciar el desmontaje y conseguir que, como dijo el presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso, cuatro días después el Unicaja vuelva a jugar en su cancha "como si no hubiera pasado nada".

José Luis Picón