EFEMálaga

El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha calificado este viernes de “disparate” el repunte de un 22 por ciento de fallecidos en las carreteras desde que terminó el estado de alarma –un total de 60- y ha asegurado que el coronavirus “está afectando” a la conducción.

“Estamos preocupados todos por un repunte de la pandemia y ha habido un repunte en la siniestralidad en las carreteras”, ha manifestado Navarro, que ha destacado también la cifra de 18 muertes en el último fin de semana.

Ha afirmado que hay un 30 por ciento más de exceso de velocidad que antes del confinamiento y que actualmente siete de cada mil vehículos la exceden -se mide por los 180 radares que existen en las carreteras españolas- y ha añadido que antes de la pandemia de la COVID-19 los datos de exceso eran de 5,4 vehículos por cada mil.

El fin de semana pasado hubo un 12,6 por ciento menos de tráfico que en el mismo periodo del año anterior, es decir, más del doble de fallecidos por accidente de tráfico en la carretera, ante lo que Navarro ha declarado: “no confundamos la libertad con la velocidad excesiva”.

“Nos hemos dedicado a cuidar los riesgos del coronavirus y nos hemos olvidado de los riesgos de la carretera”, ha manifestado el director general de Tráfico, que ha apuntado que parece que “ahora queremos llegar antes”.

En cuanto a la previsión de desplazamientos durante este verano, ha declarado que hay “incertidumbre” y “desconfianza” por la situación actual y ha señalado que a finales de julio se podrían comparar los datos con el mismo mes del año anterior.