EFEMálaga

Los vecinos desalojados de las urbanizaciones Forest Hill y Llanos de las Alberdillas por el incendio forestal declarado este lunes en Estepona (Málaga), que ya ha calcinado más de 300 hectáreas, han comenzado a regresar a sus hogares, ha informado el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.

Moreno, que se ha desplazado este martes al puesto de mando avanzado donde se coordina el dispositivo de extinción, ha explicado a los periodistas que todavía no se puede decir que el incendio esté estabilizado, porque "hay zonas calientes, humeantes y con fuego".

"Si todo fuese bien, mañana podría quedar estabilizado", ha asegurado el presidente andaluz, que ha avanzado que el detenido como presunto causante del incendio - por una imprudencia al quemar una colmena de abejas- pasará a disposición judicial "mañana a primera hora" y el juez "tendrá que determinar en qué situación judicial queda".

Ha precisado que hay "dos focos con un perímetro total de doce kilómetros y más de 300 hectáreas quemadas", en una zona con especies como la encina y el alcornoque, y la situación "es bastante más óptima que en el día de ayer".

También ha reiterado que "no es posible que hoy se pueda dar por controlado", pero se ha mostrado "casi seguro" de que, si las condiciones climáticas no varían, mañana podría estar controlado.

Moreno ha pedido a todos los propietarios de viviendas en zonas forestales que "cuiden el entorno" y, en caso de incendio, al abandonarlas "dejen abiertas las cancelas para que los operativos del Infoca puedan acceder y proteger las viviendas", porque se han encontrado "muchas verjas cerradas y no han podido acceder".

Pese a lo negativo del incendio, ha destacado tres aspectos positivos: que no haya que lamentar ningún daño personal; que se haya podido perimetrar la zona de mayor valor ecológico, hacia el norte y el pinsapar; y que se haya podido detener a la persona que ha causado el incendio.

Ha agradecido su trabajo a todo el equipo del plan Infoca y ha pedido a los andaluces que "extremen las preocupaciones", porque "estamos en agosto, después de una primavera muy seca, y cualquier imprudencia se paga muy caro".

En este sentido, ha recordado que no se debe hacer "cualquier actividad que pueda provocar un incendio", y si se observa "cualquier actitud que pueda ser sospechosa hay que comunicarla, o si se ve una columna de humo o fuego llamar al 112 de forma urgente".

Pese a las "circunstancias adversas" por la meteorología, en este incendio ha habido "una rápida y masiva reacción del Infoca", con la "colaboración" del Gobierno central, que ha permitido que ayer actuaran veintidós medios aéreos, mientras que hoy lo hacen seis, "especialmente helicópteros, porque son más selectivos al incidir en las zonas que hay que apagar".