EFEMálaga

Una niña de 5 años que se encontraba colgada del balcón de un octavo piso de Málaga fue rescatada ayer por los bomberos, que emplearon una autoescala de treinta metros para acceder a la fachada del edificio.

La menor, que se encontraba sola en una vivienda de la calle Virgen de Belén de la capital, estaba agarrada por fuera a la barandilla de la terraza, según ha explicado a Efe Daniel Arreza, uno de los bomberos que lograron rescatarla.

Al parecer, la madre había salido con sus otros hijos de la vivienda y había cerrado con llave, por lo que los bomberos creen que la niña se asustó al verse sola y quizás salió al balcón con intención de irse a casa de un vecino.

Los bomberos, que se desplazaron alrededor de las 20 horas al lugar, desplegaron al "límite" de altura posible la autoescala, en cuya cesta iban dos efectivos, y finalmente uno de ellos logró coger en brazos a la pequeña y ponerla a salvo.

Los vecinos del barrio rompieron en aplausos al ver que la niña ya estaba en un lugar seguro gracias a la labor de los bomberos, que reconocen que se trataba de una situación "estresante".

"Si hubiese estado en un piso más alto no hubiéramos llegado", ha señalado Arreza, quien ha recordado que la autoescala de 42 metros de que dispone este Cuerpo en Málaga lleva averiada más de dos años.