EFEMadrid

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz Martínez, ha augurado que el candidato socialista a la Junta de Andalucía, Juan Espadas, va a dar una "sorpresa" en las elecciones autonómicas del 19 de junio, ya que asegura que se convertirá en el próximo presidente si el PSOE es capaz de "hacer que la gente vote".

La abstención es uno de los principales enemigos del PSOE en estas elecciones, como ha reconocido el alcalde de Sevilla, que cree que es el momento de "ilusionar" y "reenganchar al electorado" que perdieron en las pasadas autonómicas para que el 19 de junio les vote de nuevo.

"Si somos capaces de movilizar, de hacer que la gente vote, estoy seguro de que el próximo presidente de la Junta de Andalucía se llamará Juan Espadas", ha declarado en un desayuno informativo en Madrid.

En su opinión, Espadas "va a dar una sorpresa el día 19" frente a las encuestas que pronostican una victoria del PP, y ha señalado que no podría haber "nada peor" que un gobierno en el que entre "la ultraderecha", en referencia a Vox.

"No quiero pensar en ese escenario", ha añadido.

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha presentado al acalde en el desayuno informativo, al que han asistido también la ministra de Justicia, Pilar Llop, y la de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, que también ha advertido de que el PP "está abriendo las instituciones a la entrada de la ultraderecha", como ha ocurrido en Castilla y León.

"Están dentro con lo que representa de pasos atrás y retrocesos con discursos como el del vicepresidente de Castilla y León.  Llama la atención que (Alberto Núñez) Feijóo no tenga que decir o que (Juanma) Moreno Bonilla diga que no lo comenta", ha comentado en alusión al líder del PP y al presidente de la Junta de Andalucía.

En concreto, se ha referido a las palabras que el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo (Vox), dirigió en el pleno a una procuradora con discapacidad del PSOE, a la que dijo que iba a responder "como si fuera una persona como todas las demás".

Montero considera que si con cuestiones "tan graves" referentes a la discapacidad los dirigentes del PP no hacen comentarios es porque "lo comparten".