EFEBalanegra (Almería)

El presidente del PP, Pablo Casado, ha advertido hoy que su formación no va a permitir que el Gobierno "confisque 5.000 millones de euros a los ayuntamientos".

Así lo ha manifestado en un acto público en Balanegra (Almería), en el que ha dicho que no se puede permitir esta medida porque "se haya gestionado mal y ahora el Gobierno sólo dependa de las ayudas del exterior y de lo que han ahorrado los demás".

Por ello, ha defendido reclamaciones como las del presidente de la Diputación de Almería, Javier García, que esta semana "ha reclamado que los remanentes de los ayuntamientos se utilicen para las demandas que tienen los vecinos".

De esta forma, ha valorado la labor de los consistorios que han "gestionado bien" y que han sabido sanear "deudas millonarias" y ahorrar recursos para dedicarlos a aquellos que más lo necesitan, promover el comercio, incentivar el turismo e impulsar medidas de protección.

Asimismo, se ha referido a la situación concreta de Almería para pronunciarse sobre el apoyo que necesita la agricultura y el sector primario, exigiendo que los fondos europeos que lleguen para proyectos medio ambientales puedan utilizarse también para canalizar embalses y garantizar el suministro hídrico.

Igualmente, se ha referido a los aranceles de EEUU, que "van a costar millones de euros a los productores", y ha exigido al Gobierno que pelee para eliminarlos y que haga lo mismo con la PAC, porque no le puede "costar 5.000 millones de euros a los agricultores y ganaderos españoles.