EFESevilla

El portavoz de Ciudadanos en el Parlamento, Sergio Romero, se ha mostrado a favor de que se permita la movilidad entre provincias andaluzas a partir del próximo lunes 8 si la mayoría de ellas se encuentra en fase 3 de desescalada y aún en el caso de que Málaga y Granada se quedaran en fase 2.

En rueda de prensa Romero ha sostenido que "el sentido común indica que deberían pasar a la fase 3 todas a la vez" y ha considerado que en el caso de Andalucía está "más que justificado que haya más libertad de movimientos, siempre respetando el mando único del Estado".

Preguntado por si se debería poder ir de una provincia a otra en fase 3 aunque no esté en ella la comunidad al completo, Romero ha opinado que "no pueden pagar justos por pecadores" y que "el resto de provincias no pueden ser perjudicadas", aunque ha insistido en que el cambio de fase debería ser de toda Andalucía.

Además ha reclamado que "todos los españoles tengan las mismas posibilidades y no haya desigualdad entre territorios y ciudadanos".

"No puede ser que en el País Vasco sí puedan moverse y en Andalucía no, cuando cumplimos todos los requisitos", ha dicho el portavoz de la formación naranja, que ha añadido que por eso su partido ha puesto como condición el mismo trato para todas las comunidades en su apoyo a la prórroga del estado de alarma.

Romero ha subrayado además que la comunidad "desde el minuto uno ha hecho un esfuerzo ingente y a pulmón, con recursos propios, para afrontar esta situación inédita" y que ha sido "leal" al Gobierno central y a los españoles, pero ahora necesita que esa lealtad "sea de ida y vuelta".

"Sin la lealtad y colaboración del Gobierno Andalucía estará contra las cuerdas, por mucho que hagamos encaje de bolillos con cada céntimo de euro", ha sostenido el portavoz de Ciudadanos, que ha insistido en que la comunidad "no puede salvar a los andaluces sola, dado que lo que viene por delante no es halagüeño".