EFECádiz

El portavoz de Ciudadanos en el Parlamento de Andalucía, Sergio Romero, ha afirmado este sábado en Chipiona (Cádiz) que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, castiga "sistemáticamente" a Andalucía, a un gobierno que ha sido "leal" y está poniendo "todo de su parte" para frenar el coronavirus.

Romero se ha referido así a la reunión de Sánchez con los presidentes autonómicos celebrada este viernes en La Rioja y ha acusado al presidente del Gobierno de repartir "carnets de primera y de segunda categoría" entre las comunidades autónomas.

En declaraciones a los medios durante una visita a Chipiona, ha señalado que Pedro Sánchez concedió "a la carta" nuevos privilegios al Gobierno Vasco con la ampliación del déficit y de la deuda, vulnerando "conscientemente la igualdad de los españoles".

"Ayer tuvo una gran oportunidad para marcar un antes y un después pero lamentablemente no fue así, y en vez de dar información, de coordinar y de trabajar juntos, tendiendo la mano a las comunidades autónomas, convirtió la reunión en un discurso político y vacío", ha remachado.

Ha lamentado el castigo a Andalucía asegurando que "nos sentimos discriminados y abandonados" por el Gobierno de Pedro Sánchez.

Romero ha defendido que su gobierno está haciendo "un buen trabajo" en la gestión de la crisis sanitaria del coronavirus, por lo que ha pedido a Sánchez que "también haga su trabajo".

El portavoz andaluz ha visitado la playa de Chipiona para resaltar el "ejemplo" de disciplina y gestión que ha sido para prevenir y "plantear la batalla al coronavirus" al aparecer en distintos medios internacionales.

"Hemos sido referencia y lo tenemos que seguir siendo", ha dicho, a la vez que ha apelado a la responsabilidad ciudadana e individual para evitar contagios.

Romero ha asegurado que el riesgo al contagio por coronavirus "sigue siendo el mismo que al principio" por lo que ha insistido en tener la "máxima responsabilidad y disciplina" para que entre todos "le ganemos la batalla" a la covid-19 y se haga un "frente común" para volver a la normalidad "cuanto antes".

Ha afirmado que este año las vacaciones son "atípicas" pero que hay que acostumbrarse a la mascarilla, la distancia de seguridad y a saber evitar las aglomeraciones porque el virus "no se ha ido".