EFESevilla

La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha avisado este viernes que su partido acudirá a la Justicia, incluso al Tribunal Constitucional, si el Gobierno andaluz cede al "chantaje" de Vox sobre la implantación del llamado "pin parental" y hay un "recorte" de las libertades.

"Moreno Bonilla ha claudicado al chantaje de la ultraderecha, se pone de rodillas, es rehén de la ultraderecha", ha dicho en referencia a la reunión que el consejero de Educación, Javier Imbroda mantendrá con representantes de Vox para abordar el "pin parental" en los centros educativos después de que esta formación anunciara que no apoyaría ninguna iniciativa del Gobierno regional si no se implanta "de forma satisfactoria" este mecanismo.

Díaz, que se ha reunido hoy con representantes de las Juventudes Socialistas de Andalucía, con los que ha tratado este asunto, entre otros, ha sostenido en declaraciones posteriores a los periodistas que están "negociando sobre un chantaje, negociando cuestiones que estaban superadas y que recortan libertades".

"Llegaremos donde haga falta, incluso al Constitucional, para revertir estos recortes, estas medidas de otro siglo", ha advertido tras mostrarse convencida de que "lo van a negociar" para intentar implantarlo.

Ha considerado además que es un "insulto" a los docentes y se ha preguntado si lo que se está diciendo es que estos "no saben educar en valores a los niños".

"¿Se está diciendo que no hacen una educación objetiva y que a partir de ahora son ellos los que le van a decir de qué manera tienen que intervenir dogmáticamente en las escuelas?", ha espetado.

Según Díaz, se trata de algo "gravísimo" porque quieren una sociedad en la que "se señale a quien es distinto" pues "no llevan en su ideario el respeto a la libertad de las personas".

Tras subrayar que "todo tiene un límite", ha insistido en la idea de que cuando uno "blanquea" a la ultraderecha, acaba "devorado" por ella.

En su opinión, el presidente de la Junta es "rehén" de la extrema derecha porque "quiere", ya que "si no fuera así, no se sometería a un chantaje, pero lo acepta porque lo comparte".

Díaz ha vuelto a criticar también que Moreno haya "mirado para otro lado" mientras se han visto en el Parlamento de Andalucía banderas de Falange, en referencia a la colocada en un despacho por la diputada no adscrita procedente de Vox.