EFESevilla

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha advertido este viernes al Gobierno andaluz de que a las administraciones no gobernadas por el PSOE se les "viene encima" el Ejecutivo central, en el que no van a tener "un aliado" ni una administración que respete la lealtad institucional.

Martínez-Almeida, que ha presentado al consejero andaluz de la Presidencia, Elías Bendodo, en un desayuno informativo del Fórum Europa, ha aludido a la "injustificada" aplicación de la ley de estabilidad presupuestaria y al impago del IVA de 2017, además de la "constante intromisión" en los asuntos.

Ha destacado que en Andalucía hay un Gobierno que no va a "agachar la cabeza" ante el Ejecutivo central y que no está dispuesto a aceptar que haya "españoles de primera y de segunda", ni que se pueda romper la igualdad "para pagar los réditos políticos de la investidura y la formación" del Gobierno.

Martínez-Almeida, que ha resaltado la figura de Bendodo por su trabajo "discreto y paciente" en el Gobierno de coalición con Ciudadanos, considera que desde Andalucía "desde hace años se nos están dando lecciones en política al conjunto de los españoles".

Ha hecho referencia a la campaña electoral del presidente andaluz, Juanma Moreno, dirigida por Bendodo, en la que se demostró "que no hay muro que por alto no se pueda derribar" ni gobierno del PSOE que lleve más de treinta años "que no tenga fecha de caducidad".

Ha subrayado la "ayuda inestimable" de Cs en el Gobierno y de Vox en la investidura, y ha asegurado que Andalucía "marcó el camino" en los restantes territorios con los pactos alcanzados.

La "lección" que aprendieron en otras comunidades es que se podía llegar a acuerdos de un sólo gobierno formado por dos partidos, que lógicamente tienen "sus discrepancias y diferencias", como también ocurre en el Ayuntamiento de Madrid, donde tienen "buena relación".

Andalucía, con su gobierno bipartito, enseñó que "había que encontrar y concertar voluntades entre aquellos que, siendo diferentes, nos une más que nos separa", ha añadido.

Además, ha desvelado que Bendodo, al que ha calificado como "malagueño de pro y sevillano de adopción", le dio "dos o tres claves" sobre el gobierno de dos partidos, como son la "paciencia" para solventar las diferencias y poner siempre el interés general por encima del partidista.