EFESevilla

El vicesecretario general del Partido Popular andaluz, Toni Martín, ha dicho hoy que el caso de la presunta compra de votos en el Ayuntamiento de Huévar del Aljarafe (Sevilla) es “un símbolo de cómo hacía política el PSOE en Andalucía”.

En conferencia de prensa, Martín ha opinado que este asunto “recuerda los casos de corrupción, trituradoras de democracia como la que había en el Ayuntamiento de Huévar del Aljarafe, con la que se intentaban destruir las pruebas de una presunta compra de votos”.

Ha sostenido que “siempre lo habíamos intuido, pero es la primera vez que se aportan documentos que pueden demostrarlo”, para indicar que se trata de “un símbolo del PSOE, triturando la voluntad de los andaluces para poder decidir libremente su futuro, presionándolos con dinero público con practicas que nos hacen parecer una república bananera de tercera y no una democracia de primera, que es lo que somos”.

El popular ha vaticinado que “vamos a tener muy pronto más noticias y más ejemplos de hasta dónde era capaz de llegar el ansia de poder del socialismo por mantenerse, que era capaz de pasar por encina de la democracia si era necesario para ello”, ha denunciado.

Por ello, ha pedido explicaciones a los secretarios generales del PSOE a nivel nacional y andaluz, Pedro Sánchez y Susana Díaz, de los que ha considerado que “tienen la obligación de asumir responsabilidades y dar explicaciones".

Estos hechos " no pueden quedar impunes, pero, curiosamente, la respuesta ha sido anunciar querellas", ha proseguido Martín, que ha advertido de que el PP no va a admitir "mordazas del PSOE ni de nadie”.