EFESevilla

El portavoz adjunto del Grupo Popular en el Parlamento andaluz, José Ramón Carmona, ha censurado hoy el “agravio” sufrido por las provincias de Málaga y Granada en el plan de desescalada y ha criticado el "silencio cómplice" de la dirigente socialista andaluza Susana Díaz.

Para Carmona, “nadie duda de que Pedro Sánchez está tomando un criterio político para discriminar a Andalucía” y ha argumentado que “los criterios técnicos aconsejan pasar de fase a la provincias de Málaga y Granada, y que todas las provincias andaluzas vayan a la vez”.

En un comunicado ha insistido en que “no tiene ningún sentido que Andalucía avance a dos velocidades en esta desescalada, sobre todo cuando son más de dos millones y medio de andaluces los que se ven discriminados por los criterios políticos que le han hecho decidir que otras regiones como, por ejemplo Navarra, pasen de fase y las provincias de Málaga o Granada no lo hagan”.

Ha asegurado que el Gobierno “no da razón alguna para impedir que Málaga y Granada no avancen a Fase 2, ni siquiera lo justifica”.

Asimismo, ha criticado el "silencio cómplice" de la secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, "ante los agravios de Pedro Sánchez a Andalucía", y ha advertido de que “está callando cuando Sánchez cambia el criterio de reparto de los fondos para afrontar la crisis sanitaria, o cuando no permite que todas las provincias andaluzas, que cumplían con los criterios técnicos establecidos por el Ministerio de Sanidad, avancen a la Fase 2”.

En este sentido, Carmona ha criticado que el PSOE andaluz busque la confrontación “cuando dice que estamos intentando correr, algo que no es cierto, lo que intentamos en Andalucía es ir a la misma velocidad cumpliendo con todos los criterios técnicos y sanitarios”.

Así, ha apuntado que “los únicos que están corriendo son Pedro Sánchez y Susana Díaz a la hora de pactar con Bildu”.