EFESevilla

El portavoz del Grupo Popular en el Parlamento andaluz, José Antonio Nieto, ha advertido que “la cogobernanza de Sánchez siempre acaba en castigo para Andalucía” y ha lamentado, al mismo tiempo, que la líder socialista Susana Díaz actúe “como embajadora del pacto con Bildu y como silenciadora de ese castigo de Sánchez a los andaluces”.

Nieto ha advertido en un comunicado que, tras conocerse el reparto que efectuará el Gobierno de España del tercer tramo del fondo COVID, “Andalucía vuelve a ser castigada y relegada de una forma muy importante frente a otras comunidades autónomas, de modo que cada andaluz recibirá sólo 46 euros de media frente a los 94 euros que recibirá cada madrileño y los 81 que recibirá cada catalán".

El portavoz popular ha criticado “los criterios efímeros” que usa el Gobierno de Sánchez, que le ha hecho “infravalorar la política de prevención en la sanidad pública”, perjudicando con ello a la comunidad andaluza.

Asimismo, ha apuntado que los “precedentes” del Ejecutivo de Sánchez castigando a Andalucía “no dan muchas garantías” para que se produzca un reparto justo de otros fondos que deben llegar, como los fondos europeos, y ha añadido que la actitud de la oposición andaluza tampoco alimentan esperanzas, al negarse, como hicieron esta semana en el Parlamento, a apoyar un reparto justo de los fondos europeos.

Nieto ha recalcado nuevamente la petición que tanto desde el PP como desde el Gobierno andaluz se hace para que el Estado español utilice los mismos criterios de reparto que la Unión Europea ha hecho para hacerlo entre los Estados miembros, como son PIB, tasa de paro y población, ya que “con esos mismos criterios, Andalucía debería ser la que más recursos reciba, porque es la que tiene más habitantes y lamentablemente mayor tasa de paro y el PIB más bajo de las comunidades autónomas más pobladas de España”.

Nieto ha señalado en un comunicado que "la cogobernanza no puede ser sinónimo de deslealtad e imposición, como está haciendo el Gobierno de Sánchez, recordando cómo ha planteado un plan de vacunaciones que se deberá aplicar en las comunidades autónomas sin haberlas consultado, ni avisado ni interesado por sus propuestas".

"Con la dichosa cogobernanza nos quieren imponer que, los mismos que defienden la independencia, impongan la subida de impuestos generalizadas para todos”, en referencia a las reclamaciones exigidas por nacionalistas catalanes a Sánchez.

Nieto ha denunciado también que el Ejecutivo de Sánchez haya planteado una ley educativa que “pisotea derechos de una parte importante de la población” y que, además, pretenda hacerlo en cuatro meses de gestión parlamentaria cuando la anterior ley precisó cuatro años de trámites parlamentarios.

Ha asegurado que se trata de una ley que “frivoliza e ideologiza al extremo, sacrificando la libertad de los padres a elegir la educación de sus hijos e incluso el castellano como lengua vehicular”, y que Andalucía intentará que esta ley “cause el menor daño posible” en la comunidad autónoma, porque no se puede permitir que “el sectarismo se imponga sobre el constitucionalismo”.