EFESevilla

La Junta de Portavoces del Parlamento andaluz ha rechazado hoy la celebración de un pleno extraordinario para debatir dos decretos ley relacionados con la pandemia del coronavirus, solicitada por PP y Cs, y que no ha salido adelante al votar en contra el PSOE, Adelante Andalucía y Vox.

Según ha informado el Parlamento en un comunicado, el PP y Cs habían solicitado la celebración de un pleno extraordinario el próximo martes 7 de julio, en cuya propuesta de orden del día figuraba como punto único los debates de convalidación o derogación de dos decretos leyes.

Se trata del Decreto-Ley 16/2020, de 16 de junio, por el que, con carácter extraordinario y urgente, se establecen medidas en materia de empleo, así como para la gestión y administración de las sedes administrativas ante la situación generada por el coronavirus, y el Decreto-Ley 17/2020, de 19 de junio, por el que se modifica, con carácter extraordinario y urgente, la vigencia de determinadas medidas aprobadas con motivo de la situación creada por el COVID-19.

La propuesta de orden del día presentada por la presidenta, oída la Mesa, ha contado con los votos favorables de los grupos Popular y Ciudadanos y con el rechazo de los grupos Socialista, Adelante Andalucía y Vox, indica la nota.

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, José Fiscal, ha denunciado la “extrema debilidad del gobierno de (Juanma) Moreno Bonilla, incapaz de hacer nada sin el consentimiento de la extrema derecha que decide desde Madrid lo que pasa en Andalucía”.

Fiscal ha realizado esta valoración en un comunicado tras el rechazo de Vox en la Junta de Portavoces al pleno extraordinario que PP y CS querían celebrar la semana que viene para aprobar “decretos-ley chapuza con la excusa del Covid-19 y seguir modificando normas que desregulan la economía andaluza, eliminar controles y dar luz verde a la especulación urbanística y empresarial”.

Ha recordado que el Grupo Parlamentario Socialista rechazaba desde el primer momento la propuesta de PP y CS de convocar un “minipleno extraordinario la semana que viene, con el único punto del orden del día de convalidar nuevos decretos chapuza del gobierno”, y que la propuesta socialista fue convocar un pleno normal más en julio, para abordar los asuntos urgentes que imponen la crisis sanitaria y económica que está provocando el coronavirus, propuesta que fue rechazada por PP y CS.