EFESevilla

La Junta de Andalucía ha creado mediante un decreto cuarenta puestos "a dedo", según ha denunciado el portavoz socialista en la comisión parlamentaria de Presidencia, Carmelo Gómez, quien ha llegado a preguntarse si se trata de "comisarios políticos" de PP y Ciudadanos.

En declaraciones a los periodistas, Gómez también se ha preguntado si se trata de "traer gente de fuera para gestionar la Administración andaluza" y ha añadido que estos nombramientos no han figurado en el orden del día del Consejo de Gobierno sino que su grupo los ha hallado en el BOJA, por lo que se ha preguntado también "si eso es transparencia".

El diputado socialista ha ironizado diciendo que, lejos de reforzar la Administración autonómica, estos nombramientos "reforzarán las estructuras del PP y le vendrán muy bien a Ciudadanos, que andan cortitos de personal" y servirán para "posicionar" a su líder, el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, ante las primarias de su partido.

Gómez ha asegurado que estos cuarenta nuevos puestos, cinco por provincia, serán dos en las Delegaciones del Gobierno, uno en Agricultura, otro en Salud y otro en Turismo.

Igualmente ha ironizado Gómez con las promesas de despolitización de la Administración andaluza efectuadas por PP y Ciudadanos y ha añadido que estos nuevos puestos se deben a "una mentira más de un Gobierno mentiroso y falso" y, de nuevo con ironía, a la intención de celebrar el 28 de Febrero con "un regalito" para cuarenta andaluces.

El PSOE pedirá la comparecencia del consejero de Presidencia, Elías Bendodo, para que explique esta decisión en el Parlamento.

Ante la celebración del 28 de Febrero, Gómez ha acusado a los partidos que conforman el Gobierno andaluz de "acaparar los símbolos" de la comunidad aunque estén apoyados por "la ultraderecha" que rechaza la autonomía.