EFESevilla

El secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, ha señalado este viernes que su partido aún no ha decidido quién presidirá la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), en cuya dirección quiere integrar a todos los grupos, a pesar de la mayoría "superabsoluta" de los socialistas.

"Tenemos mayoría superabsoluta pero, no obstante, el esfuerzo que vamos a hacer es la integración de todas las fuerzas políticas en una dirección en la que todas se encuentren representadas; las personas que nos van a representar o la presidencia aún no lo hemos decidido", ha señalado, a preguntas de los periodistas.

Cornejo, quien ha participado en la reunión mantenida en Sevilla por la secretaria general del PSOE, Susana Díaz, con los seis presidentes de diputaciones andaluzas socialistas, ha recordado que la dirección de la FAMP no se elegirá hasta el 28 de septiembre, una semana después de la constitución de la Federación Española.

Antes de esa fecha, la dirección del PSOE andaluz analizará con los alcaldes y presidentes de diputación socialistas cuál será la nueva dirección de la FAMP y su presidencia, cargo que ostenta actualmente el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos.

Cornejo ha añadido que en la reunión de Díaz con los presidentes de diputación socialistas se ha apostado por reforzar el protagonismo de estas corporaciones provinciales en la defensa de las políticas sociales, en especial, las de igualdad de la mujer o memoria histórica, amenazadas, en su opinión, por el nuevo Gobierno andaluz.

Ha negado que el PSOE pretenda utilizar las diputaciones que gobierna como un frente contra el Ejecutivo autonómico y ha asegurado que lo que pretende es "convertirlas en un frente en la defensa de la igualdad de oportunidades, de la prestación de servicios y contra los recortes que pudieran producirse en servicios esenciales como la sanidad, la educación o la dependencia".

El dirigente socialista ha valorado especialmente el esfuerzo que realizan las diputaciones en el mantenimiento de políticas de memoria democrática, violencia de género o la lucha contra la despoblación del mundo rural y que "no son la prioridad" del Gobierno andaluz como, en su opinión, reflejan los presupuestos de la Junta de Andalucía aprobados esta semana.

Cornejo también ha reiterado las críticas vertidas ayer por los socialistas contra la intervención parlamentaria que realizó el consejero de Hacienda, Juan Bravo, en el debate final de los presupuestos y la actitud que mantuvo la presienta de la Cámara, Marta Bosquet.