EFESevilla

El PSOE ha vuelto a ganar las elecciones generales en Andalucía y, aunque ha cosechado 155.000 votos menos, mantiene su hegemonía con 25 diputados, mientras Vox ha doblado su representación y Ciudadanos se ha desplomado al perder 8 de los 11 diputados que tenía y el PP obtiene 4 escaños más, hasta 15.

Del total de 61 escaños al Congreso de los Diputados que estaban en liza en Andalucía en las elecciones generales, el PSOE ha conseguido 25 escaños (33,42 %), uno más que el pasado mes de abril.

Las elecciones dejan un escenario totalmente dividido entre los bloques de izquierda y de derecha, ya que PSOE, Unidas Podemos consiguen 31 diputados, por 30 que suman PP, Vox y Cs, aunque en número de votos estos últimos ganan por 100.000.

Los socialistas han revalidado su hegemonía en la comunidad con 1.402.321 votos, 155.000 menos que en los comicios de hace seis meses, y siguen siendo determinantes en la victoria que ha cosechado el partido a nivel nacional (120 escaños).

El partido que lidera Susana Díaz ha repetido los resultados en siete de las ocho provincias andaluzas, salvo en Huelva, donde consigue un diputados más, y saca 13 puntos y 10 escaños de diferencia al PP, el segundo partido de Andalucía.

También ha mejorado sus resultados el PP-A al obtener 15 representantes (20,54 %) en el Congreso (872.166 votos) frente a los 11 escaños que recabó en los comicios anteriores.

Los populares recuperan las segunda posición en la comunidad, que en abril ocupó Ciudadanos, y aunque consigue tres escaños más que Vox le aventaja en menos de 7.000 votos.

Esencialmente, los populares ha ganado más apoyos en las provincias de Málaga, Cádiz, Córdoba y Granada, con un diputado más en cada una.

El auge de Vox en la comunidad se ha consolidado en estas elecciones generales al situarse como tercera fuerza más apoyada, a pocos votos del PP, lo que le ha permitido doblar los escaños que obtuvo hace medio año, al pasar de seis a doce.

La formación que lidera Santiago Abascal ha obtenido más de 856.000 votos, con el 98,78 % escrutado, ha ganado 244.000 votantes desde abril y pasa de conseguir el 13,37 % de los votos en las anteriores elecciones a reunir más del 20 por ciento ahora.

Se ha situado como segunda fuerza más votada en cuatro provincias: Sevilla, Cádiz, Almería y Huelva.

Otra de las grandes novedades de la noche ha sido el hundimiento político de Ciudadanos que, al igual que en el resto del país se ha desplomado hasta situarse como la última fuerza política con representación parlamentaria de Andalucía.

Ha perdido 8 representantes en el Congreso de los Diputados y cerca de 500.000 votos.

La formación que lidera en la comunidad Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía, ha conseguido tres escaños en la Cámara Baja por las provincias de Cádiz, Málaga y Sevilla, frente los 11 escaños que obtuvo en las elecciones del 28 de abril.

El partido naranja recibió este domingo el apoyo de 339.175 votos (8,08 %), cuando en la última convocaría electoral fue respaldado por 881.562 ciudadanos (17,7 %) casi medio millón más.

En las generales del 28 de abril, Ciudadanos fue la segunda fuerza política en Andalucía, aunque empató en escaños con el PP.

Resultado también adverso en estos comicios para Unidas Podemos, la formación que lidera Pablo Iglesias, que ha conseguido 6 diputados, 3 menos que en abril, y 555.188 votos (13.06 %).

La coalición de Podemos e IU se ha dejado en estas elecciones casi 100.000 votos y consigue diputados en todas las provincias salvo en Almería, Huelva y Jaén.

Por su parte, Más País, la formación que encabeza Íñigo Errejón se queda sin representación en el Congreso por la comunidad autónoma.

Pese a que algunas encuestas la dieron una horquilla de entre 2 a 4 escaños en Andalucía, el nuevo partido solo ha recabado 55.877 votos (1,31 %).

En una jornada sin incidentes de consideración, la participación registrada se situó en el 68,25 %, lo que significa que votaron 4,3 millones de andaluces, frente al 70,78 % de participación que anotaron los comicios generales de abril.