EFEJaén

El ex secretario de Estado de Hacienda y exalcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya, ha pedido la baja temporal en el PP, después de que la Audiencia Provincial de Jaén haya desestimado sus recursos por el caso Matinsreg.

Esta baja temporal se une a la solicitada por Miguel Ángel García Anguita, teniente de alcalde durante el mandato de José Enrique Fernández de Moya e investigado por el mismo caso, junto a siete personas más.

En un comunicado de la defensa del exalcalde, se explica que Fernández de Moya ha pedido la baja temporal de militancia para "no perjudicar la imagen del partido, hasta la resolución y conocimiento de la sentencia que se dicte tras el juicio".

Asimismo, explica el auto de la Sala Segunda de la Audiencia Provincial, asegurando que éste se acoge a un sector de la doctrina jurisprudencial "que estima que las audiencias provinciales sólo pueden estimar los recursos contra los autos transformando las diligencias en procedimiento abreviado, si no en aquellos supuestos en los que exista un claro error judicial".

La defensa llama la atención sobre el hecho de que el auto "enumera unos determinados indicios, obviando la totalidad del procedimiento" y sin embargo no incluye que "Fernández de Moya, en materia de contratación, tenía delegadas sus competencias, que no materializó la contratación por emergencia ni hizo acto alguno con referencia a la misma, ya que las órdenes de trabajo las dieron otros".

También añade entre otros aspectos, que "el interventor nunca dio indicación alguna" a Fernández de Moya sobre cómo realizar el procedimiento de contratación, y que "extraña que el interventor no reparara igualmente cuando se abonaron facturas con cargo al Fondo del Plan de pago a proveedores".

El origen de la causa Matinsreg está en la querella interpuesta por el grupo municipal socialista jiennense a finales del 2017 y en la que se apuntaba a pagos "inflados" a esta empresa, a la que supuestamente se había adjudicado "a dedo" diferentes servicios municipales en Jaén cuando era alcalde Fernández de Moya.