EFEMálaga

El coordinador de IU en Andalucía, Toni Valero, ha alertado este miércoles de que Andalucía se encuentra en una situación de “emergencia democrática” como consecuencia de la entrada de la “ultraderecha” en el Parlamento.

En un acto en Málaga en memoria de Manuel José García Caparrós, el joven que murió por un disparo durante la manifestación por la autonomía el 4 de diciembre de 1977, Valero ha sostenido que el Gobierno andaluz está “absolutamente condicionado” por la “ultraderecha”.

Ha añadido que los partidos en el poder “se entienden muy bien” en cuestiones económicas, ideológicas y culturales, lo que a su juicio pone en riesgo “los avances democráticos” conseguidos tras aquella manifestación del 4 de diciembre.

El coordinador de IU ha exigido más autogobierno, más igualdad y más democracia para Andalucía, y ha defendido que “la lucha hoy continúa” y es “más necesaria que nunca”, puesto que, según ha indicado, “la comunidad sufre unas tasas de precariedad de las más altas de la Unión Europea” y “hay cerca de un millón y medio de andaluces en riesgo de exclusión social”.

Para Valero, aunque la transición fue “difícil” y dejó “mucho sufrimiento” en el pueblo andaluz, fue una lucha que “valió la pena”, puesto que “cerca de dos millones de andaluces salieron a la calle en aquellos años para reivindicar el autogobierno”.

En relación a las incógnitas sobre la muerte de García Caparrós, el coordinador de IU ha defendido que es necesario modificar la Ley de Secretos Oficiales, dado que, en su opinión, la transición mantiene muchas sombras sobre lo acontecido y no se sabe "qué ocurrió en aquellos años; no solo en el caso de Caparrós, sino también en muchos otros”.