EFECádiz

El presidente andaluz, Juanma Moreno, ha reclamado este miércoles una reunión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con los presidentes de comunidades autónomas y ha anunciado que de momento la Junta de Andalucía no parará la vacunación con Astrazeneca.

En un acto en Cádiz, Moreno ha señalado que le "sorprende" que hace meses no se haya celebrado una reunión de presidentes para "hablar y debatir" sobre las "muchas dudas" y aspectos que rodean la gestión de la pandemia del coronavirus.

"Pido al gobierno cogobernanza, que practiquen lo que predican", ha apuntado el presidente andaluz tras destacar que le parece que la decisión de no prorrogar el estado de alarma es "una decisión precipitada, no lo suficientemente madurada y no dialogada con las comunidades autónomas".

Ha añadido que "cuando todo el peso de la pandemia ha recaído y recae sobre las comunidades autónomas, le hubiera parecido "sensato y razonable" que el Gobierno de España "al menos nos haga copartícipes" de decisiones como poner fin al estado de alarma, con las que se pierde un "instrumento poderoso" en el control de los contagios.

Moreno también ha señalado que de momento esta comunidad no se plantea interrumpir la vacunación Astrazeneca, como ha hecho Castilla y León.

Andalucía seguirá aplicándola porque esta vacuna cuenta con el aval de la Agencia Europea del Medicamento, la OMS y el Ministerio de Sanidad, salvo que se tome una decisión en contra en la reunión de urgencia que celebran hoy los ministros de Sanidad de la UE.

Juanma Moreno también ha pedido al gobierno español y a la UE que consigan más vacunas, porque el ritmo actual es "exasperante".

"No puede ser que otros rincones del mundo vayan a mayor ritmo que nosotros. Nuestros propios vecinos de Marruecos tiene más personas vacunadas que Andalucía o España", algo que "no tiene sentido" cuando "Europa es una de las regiones más prósperas" y de mayor liderazgo, ha añadido.

En este ritmo "exasperante" de la vacunación en Europa ha enmarcado los contactos que los gobiernos autonómicos de Madrid y de Valencia han tenido con los fabricantes de la vacuna rusa Sputnik, aún no aprobada por la Agencia Europea del Medicamento.

Tras señalar que él es partidario del "camino trazado" de compra coordinada y centralizada por la UE, ha aventurado que si no se remedia "urgentemente" la lentitud en la llegada de vacunas, estos intentos "probablemente se multipliquen" y las comunidades autónomas se lancen a contactar con "algunas empresas", "buscando algo que es fundamental, la salud de nuestros administrados".

"Eso sí, una vez (que la vacuna) esté aprobada por la Agencia Europea del Medicamento", situación que no se ha dado con las gestiones con el fabricante ruso.

Moreno se ha quejado también de que el Gobierno español no está repartiendo las vacunas en función del porcentaje de población, ya que Andalucía supone un 18 por ciento y le están llegando un quince por ciento.

"No nos parece razonable", ha dicho sobre este asunto, sobre el que el gobierno central ya ha explicado que los porcentajes se calculan en función de las edades en las que se realizan las franjas de vacunación.

Sobre el uso de las mascarillas, ha señalado que Andalucía llevará al Consejo Interterritorial su postura contraria a que se tengan que llevar siempre en espacios abiertos como la playa o el campo.

"Una cosa es pasear por la playa, y otra estar sentado en una tumbona tomando al sol con mascarilla", ha apuntado.

El presidente andaluz cree que esta tarde el comité de expertos que cada dos semanas analiza la situación de la epidemia en la comunidad no tomará "ninguna gran medida" porque "a pesar de que la incidencia está creciendo" en la región lo hace a un ritmo "hasta ahora controlado".