EFESevilla

El consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco, ha asegurado hoy que las tres asignaturas pendientes en materia universitaria son la reformulación del modelo de financiación, la revisión del mapa de titulaciones y la reforma de la Ley Andaluza de Universidades

En una comparecencia parlamentaria, Velasco ha avanzado que su departamento está concretando los aspectos objeto de revisión y sobre el modelo financiero ha indicado que el actual Gobierno se ha hecho cargo de la difícil situación de las universidades.

En el presupuesto de este año, la Junta ha destinado a los programas de universidades e investigación recursos por valor de 1.652 millones, un incremento de casi 50 millones, ha precisado.

Además, se ha referido a la autorización a las universidades para usar por primera vez 40 millones de remanentes no afectados; o el próximo abono de 40 millones procedentes de los déficits acumulados con estas instituciones docentes.

"Se está finalizando ya el primer borrador con la nueva propuesta del modelo de financiación que se pondrá a disposición de los rectores lo antes posible" para su consenso, ha subrayado.

"Queremos articular un marco estable que se vincule al rendimiento, la excelencia y la innovación", ha recalcado.

En cuanto al mapa de titulaciones, ha abogado por "optimizar" la oferta del sistema público universitario con una "oferta realista y coherente y una ordenación" de las enseñanzas.

Además, ha destacado que se destinará al impulso de la I+D+i en la comunidad un montante de 211 millones, de los que 88 millones corresponden a convocatorias de ayudas pendientes de resolución dirigidas a universidades y entidades públicas y privadas.

Los 123 millones restantes se pondrán a disposición, "a través de nuevas líneas de incentivos, a grupos de investigación en un corto periodo de tiempo", según ha aclarado Velasco en una comparecencia sobre inicio del curso universitario.

En lo que respecta a los 88 millones procedentes de incentivos pendientes, ha asegurado que se está dedicando el máximo esfuerzo a reactivar aquellas convocatorias en curso, que estaban "estancadas".

Javier Carnero, del PSOE-A, ha recriminado al consejero que haya "leído el relato" de las políticas del anterior Gobierno "sin entrar en los charcos", en el debate que "ha abierto las puertas" a la financiación privada en la universidad pública.

El diputado socialista le ha exigido a Velasco que concrete el mapa de titulaciones y su "posible reducción", y ha sostenido que teme que su "objetivo sea recortar" derechos en la universidad.

"Usted crea inseguridad e incertidumbre en la universidad, entre los alumnos al no apostar por la pública y haber recortado en inversiones en el presupuestos actual", ha denunciado.

El diputado popular Ramón Herrera ha denunciado que los anteriores gobiernos del PSOE ha situado a la universidad andaluza en el "olvido y la inacción, con mucha deuda, mala financiación y carencias" en el mapa de titulaciones.

Por ello, ha defendido el cambio en el modelo financiero, basado en la equidad, la transparencia y la corresponsabilidad, y en la reforma de la ley universitaria

El diputado de Ciudadanos Fran Carrillo ha apoyado la revisión de la financiación universitaria y el "maridaje" entre las universidades y las empresas, y la apuesta de la Junta por la investigación y el conocimiento, por revisar mapa de titulaciones y ordenar la oferta universitaria sobre criterios de demanda.

Ana Naranjo (Adelante Andalucía) ha situado algunos de los problemas de la universidad en la brecha salarial entre catedráticos y el resto de profesorados y en la precarización, y ha lamentado que la actuales políticas "favorecen" los másteres privados en lugar de aumentar los públicos.

Naranjo ha expresado su preocupación por la intención del Gobierno andaluz de "reformular" el modelo de financiación universitaria mediante la colaboración publico-privada.

Francisco José Ocaña, de Vox, ha demandado reformas en la universidad que incidan en la calidad, en cambios estructurales que las "saquen del pasado", aunque también órganos de gobierno fuertes, autónomos y "alejados" del partidismo y apostar por la innovación.