EFESevilla

El 65 por ciento de los andaluces que tuvo conocimiento de los resultados de alguna encuesta o sondeo electoral admite que no influyeron en nada en su decisión final, mientras que a un 18,1 por ciento le influyó poco y un 15,5 por ciento mucho o bastante, según el sondeo postelectoral del CIS.

Un 75 por ciento de los encuestados tuvo conocimiento de alguna encuesta o sondeo, y de ellos el 65 por ciento lo tuvo en cuenta a la hora de votar, en la mayoría de casos para reforzar su idea de voto, según este sondeo, realizado la semana posterior a las elecciones con casi 4.000 entrevistas.

El hecho de que las encuestas previas a las elecciones dieran claro ganador al PP animó a votar a este partido a un 17,4 por ciento y a respaldar a otro en un 23,5 por ciento, entre quienes lo tuvieron en cuenta.

La mayoría de los encuestados se informaba por televisión en primer o segundo lugar, con un 69 por ciento de los casos.

Sólo un 7,8 por ciento acudió a un mitin; un 42,3 por ciento leyó o echó un vistazo a cartas, folletos o programas de algún partido; y un 64,2 por ciento vio o escuchó algún debate o entrevista a candidatos.

Un 31 por ciento admite que algún representante o colaborador de algún partido se puso en contacto con ellos para pedirle el voto, sobre todo de PP y PSOE.

Sólo un 28,8 por ciento hablaba habitualmente en casa de política con la familia y un 22,7 por ciento lo hacía con sus amigos.

Más de la mitad de los encuestados (54,6 por ciento) admiten que votan por un partido u otro según lo que ofrezcan, mientras que un 21 por ciento siempre vota al mismo y el 21,8 repite "por lo general".

En las elecciones del 19 de junio, un 68,5 por ciento lo tenía decidido y un 22,3 por ciento dudó entre varios partidos. Entre ellos un 11,8 por ciento lo decidió unos días antes.

Una vez conocidos los resultados electorales, que dieron mayoría absoluta al PP, un 95 por ciento habría votado lo mismo.