EFESevilla

El vicepresidente andaluz y candidato de Ciudadanos, Juan Marín, se marca como objetivo conseguir los escaños "suficientes" para mantener la coalición con el PP, sea cual sea ese número, y da "cero" posibilidades de éxito a un tándem entre Juanma Moreno (PP) y Macarena Olona (Vox): "Son como agua y aceite, eso no funciona ni dos días".

En una entrevista con EFE, Marín admite que no se cree el argumento económico que le dio Moreno para adelantar las elecciones, pero no se anda con rodeos ante las futuras negociaciones tras el 19 de junio, su única posibilidad de gobierno es el PP, el resto está descartado.

"El que me quiera votar a mí lo tiene muy fácil, si quiere que yo gobierne con PSOE, con Vox o con Podemos, que no me vote", ha asegurado Marín, quien tampoco apoyará ningún gobierno PP-Vox ni permitirá con sus votos que la extrema izquierda o la izquierda vuelvan a presidir la Junta.

Con unos sondeos muy negativos para Ciudadanos, Marín ha señalado que el objetivo es obtener el número de escaños suficiente "para poder seguir gobernando" y continuar las "reformas", y ha recordado que Moreno ha sido presidente con el peor resultado del PP. "¿Quién dice que no se puede hacer con cinco, ocho, nueve u once?", pregunta.

La meta para Marín pasa por repetir el bipartito con Moreno, una unión que también fue una posibilidad en una lista conjunta, presentando "la marca de gobierno, un plebiscito a cuatro años que la gente hubiera entendido perfectamente", pero no se "profundizó".

Quizás por la anterior dirección del PP, porque "Casado, el señor Teodoro García Egea y algunos elementos a su alrededor creían que el enemigo del PP era Cs y ahora se los están comiendo por la derecha".

Marín es optimista y se ve en septiembre en el Gobierno de la Junta, "ya veremos de qué", pero especifica que de ninguna forma estará en el Ejecutivo si no está Ciudadanos, ya que él no está en política "para un puestecito". En caso de que tengan un grupo parlamentario, también deja la puerta abierta a ser portavoz en la oposición.

También cree que no habrá consejeros de Cs en un gobierno donde no esté la formación naranja, "otra cosa es que consejeros independientes puedan tomar decisiones", ha añadido.

El vicepresidente andaluz no ve posibilidades de éxito de Moreno con Vox y le invita a "llamar" a su compañera Isabel Díaz Ayuso, que tras un año no tiene presupuestos. "La única posibilidad de que haya presupuestos para 2023 es que sigamos PP y Cs", ha advertido.

En los últimos días ha explicado que le ha "descuadrado" la posibilidad que expresó Moreno de una repetición electoral, ya que eso no casa con su argumento económico de los presupuestos de 2023.

Ha asegurado que no ha sentido un 'abrazo del oso' del PP en el Gobierno andaluz, ha admitido que no han sabido "comunicar" bien su gestión para obtener más rendimiento y también cree que los problemas internos de Cs "perjudican la imagen de la formación".

"Hay gente que está en política por otros motivos que no es servir a los ciudadanos, sino servirse de los ciudadanos, y a lo mejor busca un trabajito para cuatro años, eso va en la conciencia y en la dignidad de cada uno", ha respondido sobre el hecho de que exdiputados de su formación hayan intentado dar el salto al PP.

Marín, con pronósticos totalmente contrapuestos a los de Moreno, no pierde la ambición pero lo compara con el deporte, como entrenador de voleibol que es: "Puedes jugar el mejor partido de tu vida y pierdes en el 93. Mala suerte no, es que el otro ha jugado mejor que tú, probablemente. Cuando termina el partido, pues le das la mano y enhorabuena".