EFEMálaga

El presidente andaluz, Juanma Moreno, ha acusado este sábado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de introducir al país en una "grave crisis institucional" a raíz de los "ataques" de miembros del Gobierno al rey Felipe VI.

"Nunca se me pasó por la cabeza que el Gobierno limitara y vetara la presencia del jefe del Estado en reuniones que son absolutamente necesarias", ha dicho en alusión a la ausencia ayer de Felipe VI en la entrega de despachos judiciales en la Escuela Judicial de Barcelona por primera vez.

Tras subrayar la gravedad de esta situación, ha considerado "mucho más grave" que desde el Gobierno, ministros "ataquen de manera explícita, nítida y furibunda al jefe del Estado", algo que "no tiene cabida en ningún país occidental", ha apostillado.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, pidió ayer "neutralidad" al rey al hilo de una llamada del monarca al presidente del Consejo del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, comunicándole que le hubiera gustado acompañarle en la entrega de despachos a los nuevos jueces, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón, acusó a la monarquía de "maniobrar contra el Gobierno democráticamente elegido".

Moreno ha reclamado a Sánchez "serenidad, sensatez y altura institucional" y que pida una rectificación al vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, y al ministro de Consumo, Alberto Garzón, por el "ataque directo y frontal" al rey.

El jefe del Ejecutivo andaluz ha advertido de que "eso solo puede llevar a una crisis institucional de consecuencias irreparables para el conjunto de la sociedad española" y se ha preguntado si en "plena pandemia" y en una recesión económica "es el mejor momento" para ello.

Asimismo, ha expresado el respaldo del PP andaluz a la jefatura del Estado, como parte del ordenamiento institucional y del marco de convivencia y concordia del país.