EFESevilla

El presidente de la Junta en funciones, Juanma Moreno, ha asegurado este martes que con el "mandato" recibido por los andaluces para gobernar esta comunidad está "garantizado" que los logros de la autonomía andaluza son "completamente innegociables" por "convicción y por compromiso" con esta tierra.

En su intervención en el acto de conmemoración del nacimiento de Blas Infante -reconocido desde 1983 como Padre de la Patria Andaluza- celebrado en el Parlamento, Moreno ha señalado que el "legado" de Infante es "más que un encargo" porque supone "asumir nuevas esperanzas y conquistas" para una Andalucía "única, entusiasta y capaz".

Moreno, junto a la presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet, han presidido el acto institucional en el que también han estado el nieto de Blas Infante, Javier Delmás, los miembros de la Mesa de la Cámara y distintas autoridades, además de todos los partidos políticos representados en la Cámara, excepto Vox, formación que rechaza este tipo de homenajes.

El presidente andaluz ha señalado que la mayoría que aspira a representar en la próxima legislatura es la "reafirmación necesaria de los andaluces con nuestro modelo de autonomía constitucional", una autonomía para "decidir" sobre los servicios transferidos que son fundamentales para la vida de los andaluces.

Ha defendido una autonomía que legitima a esta comunidad para reclamar "lo que es justo y sin ningún tipo de agravio" para desempeñar un papel "claramente protagonista" en España, por lo que ha reivindicado que Andalucía juegue "un papel destacado" en la agenda institucional de España.

"Cuando se hable de España siempre tiene que estar presente Andalucía, no solo por nuestro peso cuantitativo sino también por nuestra trayectoria histórica, y nuestra capacidades", ha recalcado Moreno.

"Nuestro gobierno no es un hito conseguido y amortizado como suele pasar en muchas cosas sino un bien que nos corresponde a todos proteger y poner al servicio de una Andalucía mejor", ha recalcado Moreno, quien ha invitado a todos los presentes a "mantener vivo y actualizado, un autonomismo útil, que tiene y debe ser útil al conjunto de los ciudadanos que viven en la comunidad autónoma andaluza".

Ha apostado por un autonomismo que haga de Andalucía un "soplo de vitalidad" para el conjunto de España y ha pedido hacer de la transformación de Andalucía "una tarea de todos los andaluces" y no solo de un Gobierno determinado, además de contar con el Parlamento y la propia sociedad.

El presidente andaluz, que ha calificado este acto de "reivindicación y orgullo" de ser andaluces, ha apuntado que se trata de un sentimiento que une a personas de "pensamientos diferentes pero con una única convicción: nuestra autonomía" entendida como "un modelo solidario entre las distintas comunidades autónomas" de España.

Moreno ha indicado que para los que, como él, creen en el autonomismo "moderno y constitucional" traer a la memoria la figura de Blas Infante es "más que evocar" a una figura histórica porque "trasciende del reconocimiento y también del recuerdo", ya que su legado es "asumir nuevas esperanzas" en una Andalucía "histórica y capaz".

Por otra parte, ha alertado de los problemas económicos generados tras la pandemia y la guerra en Europa que "tambalea" a las familias, por lo que este momento requiere de "estar muy acertados en las decisiones" que se adopten, moderados en las formas y abiertos a las opiniones "que son diferentes".

Por su parte, la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, a quien en algún momento se le truncó la voz por la emoción de ser su último discurso institucional en su cargo, ha indicado que los andaluces "agradecen" el legado de Blas Infante ya que la Cámara es la "heredera directa" de las ideas del padre de la Patria Andaluza.

El Parlamento andaluz es el resultado de ese "ideario andaluz" de Blas Infante, según Bosquet, quien ha añadido que Andalucía quiere seguir avanzando "en la senda del progreso" y la del consenso entre los andaluces.

El nieto de Blas Infante, Javier Delmás, ha dicho que su abuelo "nunca podrá morir del todo" porque la huella que significó su vida "pervivirá en nuestras aspiraciones y exigencias de nuestro pueblo y las ansias de liberación y de cultura y progreso para Andalucía".