EFESevilla

El PSOE-A ha tildado este viernes de "bochorno público" el proceso que ha desembocado en el acuerdo firmado por el PP, Ciudadanos y Vox para garantizar la aprobación de los presupuestos, y cree que ha supuesto "la venta de Andalucía a la extrema derecha".

El coordinador de la Secretaría General del PSOE de Andalucía, José Fiscal, ha afirmado en rueda de prensa que el PP y Ciudadanos han "dañado muy gravemente" la credibilidad de las instituciones porque Andalucía se ha convertido en "moneda de cambio" para los acuerdos electorales en otros territorios.

"No hay derecho lo que se ha hecho con Andalucía, los andaluces no merecen esto", ha espetado Fiscal, que ha denunciado que "esto se ha convertido en un circo de tres pistas, dos en el Gobierno y otra fuera (en referencia a Vox)".

Ha instado al Gobierno andaluz a que explique la "letra pequeña" del acuerdo suscrito con Vox, al considerar que sólo se conoce el "trazo grueso", pero lo que hay detrás es "mucho más grave".

"Es una vergüenza que consejeros de la Junta hayan tenido que desplazarse a Madrid a negociar en el despacho de (Santiago) Abascal el presupuesto", ha señalado el dirigente socialista, que ha asegurado que tienen la "certeza" de que se ha "desatascado" en Madrid.

Según Fiscal, los presupuestos están hechos "al gusto de la formación de extrema derecha, que tiene la sartén por el mango, lo que era ya evidente, pero esta semana se dan la mano, se dan abrazos y hasta besos".

"Se ha descubierto el pastel, en la Junta no se mueve un papel sin que la extrema derecha le dé el visto bueno", ha sostenido, tras lo que ha lamentado que en Andalucía se ha abierto una etapa de "involución, de recortes de derechos sin precedente en cuarenta años".

Así, ha sostenido que con el acuerdo firmado con Vox se han "vaciado de contenido" las políticas para luchar contra la violencia de género, en las que Andalucía fue "pionera", algo que cree que queda constatado incluso en el "lenguaje", pues "ya no se considera violencia machista, sino intrafamiliar".

También ha denunciado el retroceso en las iniciativas sobre memoria histórica, ya que "se reducen los fondos para las asociaciones" de este ámbito, a las que "se pretende ahogar".

"La derecha ha entregado Andalucía a la extrema derecha sin pudor, sin que les tiemble el pulso", ha criticado.

No obstante, ha asegurado que aunque se apruebe el proyecto de Presupuestos, el Ejecutivo andaluz es "un gobierno débil" porque "depende de un socio externo, que ha mantenido de manera vergonzosa a Andalucía pendiente de un despacho de Madrid".

Pero "nos van a tener absolutamente enfrente, vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para frenar estas políticas", ha asegurado.